¡Comparte en tus redes!

Aprendiendo a ser feliz

Lorena Lopez Niño de RiveraEstuve casi un año con ansiedad, sin dormir, sin disfrutar de las cosas que me gustaban, teniendo peleas constantes con mi mejor amigo, sintiéndome lejos de muchas personas, sintiendo que ningún hombre podía fijarse en mí y de pasarla mal y hoy después de mucho tiempo y muchos malos ratos me siento plena y feliz.

Sentirme feliz, tranquila, en paz y plena con mi vida es algo bastante extraño ya que es una sensación que hace mucho – de hecho años- no sentía. Durante mucho tiempo sentí que no iba a poder ser feliz y de hecho uno de las cosas que más me duelen de la vida es que siento que mucha gente dice ser feliz, pero que en realidad si se ponen a ver y a revisar, no son felices. Me duele mucho ver que gente cercana a mi y que quiero mucho no es feliz y hoy darme cuenta que me siento plena con lo que estoy haciendo y con quién soy de hecho hasta me da culpa; hoy estoy haciendo lo que me gusta, estoy trabajando y aportando en el lugar que me gusta, estoy rodeada de gente que me quiere y en las noches cuando llego a casa y me pongo a pensar en mi día me llega la sensación de auténtica felicidad.

Durante mucho tiempo pensé que la felicidad iba a venir de la mano de muchas cosas como tener novio, ganar dinero, salir mucho de fiesta, viajar y conocer nuevos lugares porque sentía que era lo que se esperaba de mí dado el contexto en el que vivo y conforme ha pasado el tiempo lo que más me sorprende es que muchas cosas son diferentes. Estoy soltera, no gano dinero aún, prefiero quedarme en casa viendo series a salir de fiesta, mi mejor amigo es mucho más grande que yo y de un contexto muy diferente al mío, no estoy haciendo lo que “ debería” de hacer en el mundo laboral y aún así hoy me siento plena y feliz.

Hay una parte de mí que se sorprende porque no tengo muchas cosas de las que pensé en algún momento que me harían feliz o porque en algún momento pensaba que el día en que no hubiera malos momentos también sería feliz.

Hoy sigue habiendo momentos y situaciones difíciles, me siguen doliendo muchas cosas, me equivoco, me muero de miedo, fallo, lastimo a las personas que quiero, siento que no soy suficiente para los demás, entre muchas otras cosas, pero junto a todas estas sensaciones y emociones también empiezo a ver que la gente me quiere, que aporto a las personas que tengo alrededor, que soy buena en lo que hago, que puedo apoyar y cuidar a la gente, me siento guapa, inteligente, querida y cercana a los demás y como ya lo dije, me siento plena y feliz.

Sentirme feliz no tiene que ver con que todo eso que no me gusta sentir ya no esté, estoy a dos semanas de graduarme y dejar de ser estudiante después de 18 años y eso me pone triste y me da mucho miedo y aún estando triste y pasando por momentos difíciles, me siento feliz, estar triste y no sentirme suficiente y tener miedo no hace que no pueda estar feliz simplemente todas esas sensaciones conviven al mismo tiempo.

Hoy me gustaría que vieras cómo de hecho, en tu vida diaria, siempre viven en ti más de una emoción y que con calma y paciencia podrás irte dando chance de disfrutarlas y vivirlas.