¡Comparte en tus redes!

Así afecta el embarazo la libido del hombre

parejasexoLa llegada de un nuevo integrante a la familia siempre trae consigo muchos cambios. Estos van desde la dinámica de la pareja hasta la distribución del hogar. Por supuesto, estas modificaciones también se dan en el ámbito físico y sexual.

Por lo general, al hombre le excita ver a su pareja embarazada. La aparición de nuevas curvas por el crecimiento del pecho y la cadera tiene mucho que ver en que se incremente el deseo sexual de los caballeros. Sin embargo, es el vientre abultado lo que muchos encuentran fascinante.

Este aumento de la libido suele ser conveniente para la pareja, pues los cambios hormonales que sufre la mujer durante el embarazo le hacen sentirse más sensible y excitada. Desde luego, el sexo en los meses de gestación refuerza autoestima de las damas y el lazo que une a la pareja.

Sin embargo, no todos corren con la misma suerte. Algunos hombres pierden el deseo sexual durante el primer trimestre del embarazo. De un momento a otro, dejan de mostrar interés por besar o acariciar a su mujer.

Podría creerse que se trata de una reacción a los cambios anatómicos de las damas, y que no encuentran atractivo el constante aumento de peso; pero ésta es una idea errónea.

Los especialistas aseguran que los hombres que ven afectada su libido en los meses de gestación se sienten intimidados por la presencia del bebé.

En el primer trimestre, la mayoría cree que puede dañar al feto, provocar un aborto o incomodar a la mujer, de ahí que prefieran poner distancia.

Conforme el vientre de la futura madre crece, las cosas se complican. Al ser completamente consciente de que hay un bebé dentro de la mujer, algunos hombres rechazan tener relaciones sexuales. Las razones pueden ser diversas, pero las más frecuentes son: miedo a dañar al feto, incomodidad ante esa presencia, o incapacidad para concentrarse con todo el movimiento que se presenta en el útero de la futura mamá.

Todos estos motivos, y más, podemos englobarlos en una sola idea: sienten que su hijo está presente durante la relación sexual y no logran excitarse.

Para que tu relación y vida sexual no se vea afectada por la llegada de un bebé, los especialistas recomiendan:

  • Comunicación. Es necesario expresar verbalmente las dificultades que enfrentan y tratar de comprenderse sin reprochar al otro.
  • Opciones. Si les resulta impensable la penetración, puede probar otras opciones, como la masturbación mutua o el sexo oral.
  • Tiempo. Lo más importante es que no dejen que la situación se convierta en un problema. Deben pasar el mayor tiempo juntos y no dejar de demostrarse afecto con besos, caricias y abrazos.