¡Comparte en tus redes!

¡Atención! Podrías estar educando a un bully

El bullying es un problema que está ganando terreno en nuestro país. De acuerdo con un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar de acoso escolar entre las naciones que la integran.

bullying chicaSegún los resultados de este estudio, en nuestro país 18 millones 781 mil 875 alumnos de educación básica son víctimas de bullying. Cabe señalar que esta cifra abarca a los estudiantes de primaria y secundaria de escuelas públicas y privadas, por lo que el problema no se concentra en un grupo social específico.

Si a ningún padre le gusta escuchar que su hijo es un acosador, mucho menos querrán saber que su comportamiento puede ser el resultado del ambiente en el que ha crecido.

Normalmente, los niños y adolescentes que se convierten en bullies han presenciado que las personas de su entorno resuelven sus conflictos mediante gritos y peleas. Incluso, ellos mismos son víctimas de agresiones de sus padres o hermanos, por lo que debes preguntarte ¿qué le estás enseñando a tus hijos?

Para que te des una idea de lo que estamos hablando, te dejamos el corto El sándwich de Mariana¸ un cortometraje del cineasta Carlos Cuarón, y que forma parte de la iniciativa ciudadana #ElbullyingNOesun juego

Existen algunas señales claras que te permitirán saber si tu hijo es un bully:

  • No muestra empatía por otras personas
  • No acepta la responsabilidad de sus actos y siempre culpa a los demás: “él me provocó” es una frase común en ellos.
  • Se muestra rebelde y no cumple con las normas familiares y escolares.
  • Suele ser prepotente con sus hermanos y demás integrantes de su círculo cercano
  • Disfruta burlarse de sus amigos
  • Suele hablar de forma despectiva de uno o varios compañeros de clase
  • Has recibido continuas llamadas de atención por parte de las autoridades de la escuela, ya que tu hijo suele pelearse.
  • Sus expresiones verbales siempre buscan lastimar o intimidar a los demás.
  • Tiene un interés obsesivo por las películas, series y videojuegos violentos.
  • Ha destruido propiedad ajena.
  • Se muestra celoso cuando no es el centro de atención.
  • Le disgusta compartir sus juguetes o pertenencias con sus hermanos u otros integrantes de su círculo social.

Recuerda que el niño o adolescente que se convierte en bully suele tener problemas de autoestima. Son inseguros y tienen baja tolerancia a la frustración, por lo que actúan de tal manera que puedan sentirse mejor sobajando a los demás.

Si identificas alguno de estos comportamientos en tus hijos, no dudes en buscar a las autoridades de la escuela para que diseñen una estrategia que les ayude a erradicar el problema.

Es indispensable que te acerques a tu hijo y abras un canal de comunicación con él para conocer la razón de su comportamiento. En ocasiones resulta útil que el niño o adolescente canalice su agresividad, por lo que te recomendamos que lo impulses a practicar un deporte. Además, será indispensable que analices tu conducta y la de los demás miembros de la familia para ubicar la fuente de violencia que está inspirando a tu hijo.

¡Acabar con el bullying está en tus manos!

Detecta a través de sus dibujos si tu hijo ha sufrido bullying, dando click aquí.
Blinda a tu hijo contra el bullying, dando click acá.
Señales de que tu hijo está siendo maltratado por sus compañeros, dando click de este lado.