¡Comparte en tus redes!

¡Ayúdala! Detecta si tu hija sufre violencia en su relación

violencia_relacionLo sabemos, te resulta imposible pensar que alguien pudiera hacerle daño a tu hija, mucho menos que ella lo consienta y que lo haga una persona que dice amarla. Sin embargo, no puedes cerrar los ojos a la realidad. Cada vez son las más jóvenes que sufren violencia en sus relaciones de pareja.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica y las Relaciones en los Hogares (ENDIREH-2011), cuatro de cada diez mujeres han sufrido violencia emocional, física, económica o sexual, durante su noviazgo. Estos casos son más comunes en la Ciudad de México, Nayarit, Sonora y el Estado de México.

Además, se estima que 27% de estas mujeres han sufrido agresiones físicas, como golpes, empujones, jalones de cabello, intentos de ahorcamiento y lesiones con armas de fuego y/o punzocortantes. Al menos 2.3% han sido víctimas de violencia sexual, y a 0.9% le han quitado dinero, terrenos y propiedades.

Debes tener claro que es prácticamente imposible que tu hija te diga que su pareja la agrede. No es que no tenga que confianza, sino que tiene miedo. ¿A qué?

  • A que no le creas
  • A que le restes importancia a lo que le ocurre
  • A tener que iniciar un proceso judicial
  • A que todo mundo se entere
  • A las represalias de su aún pareja
  • A que te vuelvas sobreprotectora y coartes su libertad
  • A lo que le pueda ocurrir a su pareja (ten en cuenta que, pese a todo, ella lo ama e incluso le asusta que la obligues a dejarlo)

En general, las chicas que sufren algún tipo de violencia en el noviazgo creen que tienen la situación controlada o que es algo pasajero; sin embargo, las agresiones no cesarán, así como por arte de magia. En la mayoría de los casos se vuelven más recurrentes y graves.

Así que, ¿qué puedes hacer? Debes prestar atención a su comportamiento para detectar cambios repentinos de humor y conducta. ¿Sigue frecuentando a sus amigas? ¿Ha cambiado su forma de vestir y arreglarse? ¿Aún practica sus hobbies? Además, debes:

  • Olvídate del carisma de su pareja y presta atención a la forma en que la trata.
  • Fíjate si tiene marcas, cicatrices, moretones y/o rasguños.
  • Analiza con qué frecuencia “se cae”, “tropieza” o “sufre accidentes”.
  • Habla con sus amigas y pregúntales si han visto o escuchado alguna agresión (recuerda que la violencia emocional es tan devastadora como la física).

En caso de que confirmes tus sospechas, deberás enfrentar a tu hija. Es necesario que hables tranquilamente con ella, permite que se exprese libremente y no la cuestiones. No le pidas detalles ni le hagas sentir que debe justificar sus acciones. Tu hija necesita sentirse protegida y apoyada, recriminarle o gritarle sólo la hará sentir peor.

Probablemente, necesitará tiempo para abrirse por completo y contarte todo cuanto le ha ocurrido, por lo que debes ser paciente. Sobre todo, porque existe la posibilidad de que no esté lista para terminar la relación.

Tal vez te parezca difícil de entender cómo es que alguien quiera estar con una persona que la agrede, golpea y hace sentir mal, pero tu hija ha desarrollado una codependencia a su novio. Y así como es necesario tocar fondo para dejar de consumir drogas, ella debe ser quien decida cuándo terminar la relación.

En vez de juzgarla o querer imponer tu voluntad, intenta explicarle que cuando alguien ama, no lastima, y que nada justifica el que la golpeen o le griten.

Lo más importante es que se sienta apoyada. Sólo así podrá romper el ciclo de violencia en el que ha vivido.

¿Sabes qué hacer si el novio de tu hija tiene problemas de adicción? Descúbrelo dando click aquí.
Descubre la mejor forma de abordar a tu hija con el tema de tener novio, dando click acá.
Si quieres que tu hija deje de publicar fotografías en la web, da click de este lado.