¡Comparte en tus redes!

Básicos para evitar que tus hijos sufran accidentes en casa

accidentesEn cuanto tu bebé comienza a gatear y caminar, su curiosidad se vuelve tu peor enemigo. Basta con que te descuides un par de minutos para que el pequeño ya esté haciendo de las suyas. En el mejor de los casos, sus aventuras para conocer el mundo acabarán con todos tus adornos, pero existe la posibilidad de que sufra un accidente.

Diversos estudios señalan que los niños de hasta cuatro años sufren más accidentes en casa, que fuera de ella. Los más frecuentes son las caídas, golpes, cortes, quemadoras, ingestas de productos tóxicos, descargas eléctricas y asfixias.

Aunque es importante que aprendas a dar primeros auxilios, siempre es mejor prevenir que lamentar. Por ello, aquí te dejamos algunos consejos básicos para evitar que tus bebés tengan accidentes en casa:

  • Productos tóxicos y medicamentos. No dejes al alcance de tus niños: detergentes y demás productos de limpieza, pintura, medicamentos, tintes para cabello y demás sustancias tóxicas. Evita guardar estos productos en envases de alimentos y bebidas, pues podrían confundirse e ingerirlos pensando que es su jugo, refresco o galletas favoritos. De preferencia, pon estos artículos bajo llave.
  • Quemaduras. Jamás dejes a su alcance ollas, sartenes o recipientes con líquidos calientes. Procura que los mangos no sobresalgan y explícale los riesgos de acercarse a la estufa. De igual manera, debes evitar que el pequeño se acerque cuando estés planchando y secándote o alaciándote el cabello. Cuando termines de usar estos artículos, desconéctalos. Y por favor, nunca dejes a su alcance: cerillos y encendedores.
  • Asfixias. Tal vez éstos son los accidentes más frecuentes entre los pequeños, y es que su deseo de conocer el mundo les hace meterse todo a la boca. No importa si es tierra, un dulce, juguetes o una bolsa de plástico, todo acaba en su boca y es un potencial agente asfixiante. Además de mantenerlo vigilado en cada momento, es indispensable que compres juguetes acordes a su edad, que evites dejar a su alcance objetos que puedan llevarse a la boca y que no les des dulces o alimentos que puedan atorárseles fácilmente.
  • Caídas. Es cierto que no puedes evitar que tus hijos tengan estos accidentes. Pueden acabar en el piso mientras caminan o juegan; sin embargo, algunas caídas son más graves que otras. Por ello, no importa cuánto lloren, no debes dejar que los pequeños jueguen en las escaleras, terrazas, balcones y azoteas. De hecho, es conveniente que instales barandillas para evitar que entren a estos lugares. Eso sí, asegúrate que la distancia entre un barrote y otro sea breve, pues podría meter la cabeza. Además, debes mantenerlos alejados de los muebles y demás objetos que les permitan trepar.
  • Cortadas. Nunca dejes a su alcance cuchillos, navajas, tijeras y demás objetos punzocortantes. Explícales que esos objetos deben usarse con cuidado para no lastimarse. Además, no debes dejar que jueguen con objetos que se rompan fácilmente.
  • Descargas eléctricas. Dado que a los pequeños les encanta meter los dedos en cualquier parte, debes proteger los enchufes. En el mercado puedes encontrar una especie de caretas o tapones que evitarán que el pequeño tenga acceso a la corriente eléctrica. Además, debes proteger los cables y jamás dejar encendidos los aparatos eléctricos.

Recuerda que, sin importar su edad, la casa es el lugar en el que cualquier persona debe sentirse seguro. No dejes que tu hogar sea una trampa mortal para tus hijos.

Te decimos cómo ayudar a tu pequeño en caso de asfixia. Sólo haz http://ideasqueayudan.com/como-armar-un-botiquin-de-primeros-auxilios-para-tu-hogar/click aquí.

Aprende a dar primeros auxilios en caso de quemaduras leves. Haz click aquí.

Arma tu botiquín de primeros auxilios. Descubre qué debe tener haciendo click aquí.