¡Comparte en tus redes!

Celebra en grande. Éstos son los básicos para una Noche Mexicana

noche_mexicana¿Ya tienes todo listo para esta noche, comida, bebida y música? Esperamos que sí, pues no tienes mucho tiempo para acabar con los preparativos.

En general, lo que más apremia es la comida. ¿Qué piensas darles de cenar a tus invitados? Si de verdad quieres pasarla bien, olvídate de servirla a cada uno, pues te pasarás toda la noche frente a la estufa. Lo mejor es colocar todos los platillos en una mesa, a modo de buffet. Así cada quién decide qué y cuánto comer.

Aunque el menú dependerá de los gustos de tus invitados, creemos que los antojitos básicos para una Noche Mexicana son:

  • Salsas. Debes contar una amplia variedad de salsas. Sin ellas, la comida no sabrá igual. No olvides incluir guacamole.
  • Tostadas. Coloca los guisados y guarniciones para que cada quién decida qué le pone. No olvides los frijoles.
  • Tacos de canasta. Es una opción súper práctica y hasta los más pequeños pueden comerlos.
  • Pozole. Una Noche Mexicana sin pozole no es Noche Mexicana, así que no puede faltar en tu mesa.

Si quieres verte espléndida, también puedes incluir tlacoyos y/o quesadillas, así como pambazos.

No olvides los dulces típicos, como: natillas, frutas cristalizadas, mazapanes, obleas, muéganos, cocadas, jamoncillos, tamarindos y palanquetas, entre otros.

¿Y las bebidas?

Obvio, no pueden faltar el tequila y el mezcal, pero no puedes olvidarte de las aguas frescas de jamaica, tamarindo y horchata, así como de un buen café de olla.

Música

Debes prestar mucha atención a este punto, pues el ambiente de la fiesta dependerá en gran medida de tu selección musical.

Si tienes dudas, lo mejor es irse por música regional. A final de cuentas es una Noche Mexicana, por lo que no tendría caso escuchar tu playlist de heavy metal o rock.

Considera las canciones de Vicente, Alejandro y Pedro Fernández, así como una buena selección de los temas de Juan Gabriel.

Aunque la decoración te permitirá crear un ambiente festivo, no es indispensable. Lo que te ahorres en sombreros, globos y demás adornos, lo puedes gastar en comida y bebida. ¡Dudamos que tus invitados se quejen!