Beneficios de la gratitud

¡Comparte en tus redes!

El mundo necesita de más personas que se animen a ser agradecidos y a dar algo más positivo a este mundo, algo mejor que las envidias y el egoísmo. La gratitud ayuda a tener una perspectiva diferente de la vida, en donde ya no sólo importas tú, sino también las personas que están a tu alrededor, eso hace un mejor mundo para nosotros.


¿Eres capaz de valorar aquellas cosas positivas que tienes o que recibes? Ser agradecido te hace una persona diferente, más atractiva para los demás, te hace más feliz. A continuación algunos beneficios que te da la gratitud.

1.- Te hace más feliz. Las personas agradecidas no tienen grandes expectativas de los demás o no esperan mucho de ellos, sin embargo son personas que agradecen y valoran hasta el más mínimo detalle. Cuando eres agradecido tu mente se enfoca en lo que tienes y no en lo que te falta, eso te vuelve más dichoso. Pero no estamos diciendo que no te esfuerces por cumplir con tus sueños, eso es cosa aparte.

2.- Beneficias a otros. Cuando eres agradecido beneficias a otros, haces que los demás se sientan mejor ¿Cuántas veces te has sentido bien cuando las personas te agradecen algo que hiciste por ellas? Una persona agradecida no sólo es feliz, sino que hace feliz a los que están a su alrededor.

3.- Fortalece relaciones. Cuando te vuelves agradecido también te conviertes en una persona interesante, haces que las personas quieran estar contigo. Así que es mejor ir por la vida no pensando en qué nos van a dar, sino pensando en qué tenemos para ofrecer y asumiendo que cada cosa es un regalo.

4.- Desarrollas una actitud positiva. Es común que las personas agradecidas se enfoquen en los aspectos positivos de la vida, algo que las hace más saludables, con menos estrés y causa que estén de buenas la mayoría de las veces.

5.- Te hace más consciente. Cuando eres más agradecido tienes mayor empatía con los demás, criticas menos y procuras entender más a las personas. En pocas palabras, aprendes a ver lo que la mayoría no ve. Pero eso pasa si en verdad eres agradecido, si agradeces cada mañana por despertar a un nuevo día, si agradeces por tener trabajo, por respirar, por la luz del sol, por las personas que trabajan para que tu llegues a tu trabajo, etc., ser agradecido te ayuda a ser consciente de esa cadena.

6.- Te vuelves más generoso. Cuando aprendes a agradecer a los demás te haces consciente de que tú siempre necesitarás algo y que los demás también siempre necesitarán de ti, por lo tanto te vuelves más generoso con los demás.

7.- Valoras a los demás. Dejas de presumir y comienzas a darte cuenta de que hay que ayudar a los demás, por lo tanto los respetas y los valoras. Ahora has dejado de presumir y alardear, hablas menos y escuchas a los demás.