¡Comparte en tus redes!

Beneficios de tomar leche

Beneficios de tomar leche

Beneficios de tomar leche

El 1 de junio es el Día Mundial de la Leche, fecha que eligió la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Desde tiempos muy remotos el hombre se ha alimentado de la leche, misma que obtenía de sus ganados. A través de la historia la leche es considerada como uno de los alimentos más completos, tiene nutrimentos energéticos y una gran fuente de vitamina B2, vitamina A y Calcio, por lo tanto un vaso de leche no puede considerarse como una simple bebida, sino como un alimento con un valor nutricional bueno.

Dos vasos de leche te proporcionan los elementos energéticos que necesitas en un día, te aporta proteínas y calcio, magnesio, fósforo y vitaminas A, B, B2, B12 y D. De acuerdo con la información que proporciona la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE), un vaso de leche (200 ml) aporta cerca de un 30% de la dosis diaria de calcio recomendada, lo que te ayuda a mantener tus huesos y dientes sanos.

Tu sistema nervioso se ve muy beneficiado cuando consumes leche, mejora la contracción de los músculos y mantiene la presión arterial normal. Además de que aporta Niacina y ayuda a prevenir las afecciones dentales y bucales. La leche es esencial para mantener un cuerpo sano, desempeña un papel importante en los procesos metabólicos y del crecimiento del cuerpo, por eso es recomendable su consumo en niños.

El cuerpo humano necesita de vitaminas para fabricar glóbulos rojos, para respirar y producir anticuerpos, tener una piel saludable, y uñas y pelo sanos. Varios estudios demuestran que hay conexiones positivas entre la salud y el consumo de leche. Los péptidos bioactivos están asociados con una flora intestinal sana y una presión arterial baja. La leche también tiene sus contras, todavía no se ha establecido una relación entre el consumo de lácteos y las enfermedades cardiovasculares, sin embargo es conveniente limitar la ingesta de grasa de leche, pues esta tiene grasas saturadas. Si los lácteos son consumidos en exceso se elevan las concentraciones de colesterol.