¡Comparte en tus redes!

Beneficios de usar sartenes de cerámica

Beneficios de usar sartenes de cerámica

Probablemente tienes en tu cocina cacerolas con recubrimiento negro que te permite cocinar sin necesidad de agregar grasa. Los alimentos no se pegan y después de hacer la comida es muy fácil lavar estos trastes. Esa cu­bierta hecha de un material llamado teflón es similar al polietileno con que están fabricadas algunas bolsas de plástico. La diferencia es que el teflón tiene moléculas de flúor y no de hidrógeno como el polietileno.

Una cacerola de teflón te puede soportar temperaturas de hasta 270 °C, es aislante, flexi­ble y antiadherente. Por esa razón se usa en aviones, naves espaciales, equipos amplificadores de so­nido de alta calidad, prótesis y en utensilios de cocina.

Sin embargo, las sartenes con recubrimiento de cerámica no les piden nada a los de teflón, incluso podrían ser más eficientes, por ello te hablamos un poco más del tema. A continuación los beneficios de usar sartenes de cerámica.

1.- Cuidas tu salud. Hay quienes aseguran que los utensilios de Teflón se desgastan si son sobrecalentados. El desgaste ocurre cuando los rayas con un cuchillo al cortar la carne directamente desde la sartén. Si sobrepasan los 342 grados centígrados el material antiadherente comenzará a liberar gases nocivos para la salud. Por otra parte, con una sartén de cerámica adquieres un utensilio que no daña la salud, pues está libre de materiales tóxicos.

2.- Son productos fáciles de lavar. Están hechas con base de metal sobre la cual se adhiere una capa de cerámica, su material te permite lavarlos con facilidad.

3.- No contaminas. Los sartenes de cerámica no liberan sustancias nocivas, por lo tanto son consideradas herramientas ecológicas.

4.- No se pega la comida. A la hora de cocinar descubrirás que también tienen propiedades antiadherentes, pues los alimentos no se pegan.

5.- Cuidas tu economía. Los sartenes de cerámica los puedes conseguir a buen precio, pero en caso de que los consigas más costosos confía en que realizas una buena inversión, pues a diferencia de los que tienen recubrimiento de teflón, los de cerámica duran más tiempo.

6.- Ahorras aceite. Se ahorra aceite a la hora de cocinar gracias a sus propiedades antiadherentes, lo que es un beneficio extra para tu salud.

7.- Tienen durabilidad. Son menos resistentes que los de acero inoxidable, pero sí lo son más que los de teflón.