¡Comparte en tus redes!

Beneficios del ajedrez en la educación

Conforme tus hijos van creciendo poco a poco van encontrando nuevos hobbies. En un inicio fue practicar algún deporte, posteriormente quiso aprender a tocar un instrumento y ahora ¿por qué no los motivas a aprendes ajedrez? En esta ocasión te hablaremos sobre los beneficios del ajedrez en la educación.

Sabiduría Que Ayuda: En México, únicamente el 42.2% de los niños y niñas de 3 años de edad fueron atendidos por una institución educativa durante el ciclo escolar 2014-2015; para los de 4 años fue de 89%; y para los de 5, el 84.3%- UNICEF

Cualquier persona al escuchar la palabra “ajedrez”, piensa que es un juego súper aburrido, que no te deja nada nuevo, más que horas y horas de aburrimiento ¡error!

El ajedrez es uno de los mejores aliados para mejorar los procesos cognitivos de tu hijo. Durante mucho tiempo se ha creído que solo persona que tienen un alto coeficiente intelectual son capaces de jugar una partida de ajedrez, mentira. Cualquier persona hasta tu nene de 6 años puede comenzar a jugar, y con ello comenzará a tener diferentes procesos mentales. Estimula y enriquece una gran diversidad de habilidades mentales, que aportarán a tu hijo conocimientos que pueden incrementar su inteligencia en la escuela y en su vida cotidiana.

La ciencia ha comprobado a través de miles de estudios, los grandes beneficios que jugar ajedrez traen a la vida de cualquier persona. En esta ocasión nos dirigiremos a los más peques del hogar.

El concepto de aprendizaje es súper amplio. Tu hijo adquiere conocimiento de diferentes formas, no sólo lo que ve en el salón de clases, y lo que refuerza con la tarea, sin duda necesita de experiencias propias para que el conocimiento se quede intacto y archivado dentro de su memoria.

Beneficios del ajedrez en la educación

·         Organización estructuración mental

·         Mejora las relaciones sociales

·         Aprendizaje

·         Incrementa la concentración

·         Se vuelve más atento

·         Fortalece la lógica y el sentido común

·         Superación

·         Organización

·         Planificación

·         Crecimiento personal

·         Fomento de valores

·         Aprendizaje de errores

Estos son algunos de los beneficios que trae consigo el ajedrez. Sin duda tu hijo, a pesar de su corta edad comenzará a tener un sentido más maduro de la vida, otra perspectiva, otra visión. En cada partida se dará cuenta que estará expuesto a dos variables-prueba y error- dependerá de sus decisiones acertar o equivocarse.

Las funciones que le cerebro realiza al estar presenciando una partida de ajedrez son: filtrar y seleccionar, prever, planificar y prevenir. Al mismo tiempo el cerebro está realizando funciones ejecutivas que son las capacidades cognitivas internas de las que disponemos para orientarnos hacia una meta establecida. Esto a través de conductas que ya están preestablecidas en el como la inhibición, memoria de trabajo verbal, lenguaje interior auto dirigido, control de emociones, motivación, planificación y resolución de problemas.

Otra parte que se trabaja muchísimo es la inteligencia emocional, en donde aprenderá a conocerse a sí mismo,  creer en el en todo momento, y hacerse responsable de sus acciones. En este caso para ganar o perder, pero esta misma dicotomía se puede aterrizar en cualquier ámbito de su vida en la actualidad o en unos años.

Fomentará la convivencia en familia, rompe totalmente las barreras intergeneracionales. Así como va amar pasar tiempo con su abuelo aprendiendo nuevas jugadas, querrá de igual manera enseñárselas a su hermana o a su mejor amigo.

Impresionante ¿no te parece? Como un simple juego puede llegar a tener tanto impacto directo en el desarrollo de tu pequeño. Estos fueron los beneficios del ajedrez en la educación ¿conoces algún otro?

 

Notas relacionadas con 'Beneficios del ajedrez en la educación':

Ideas para mejorar el coeficiente intelectual de tus hijos. Aquí

7 tips para criar niños independientes y autónomos. Aquí

Valores en los niños que un deporte puede enseñarles. Aquí