¡Comparte en tus redes!

¡Berros!, hierbas que te quitan las arrugas y te nutren

¡Berros!, hierbas que te quitan las arrugas y te nutren

¡Berros!, hierbas que te quitan las arrugas y te nutren

Son un alimento ideal para evitar las arrugas y tienen grandes aportes nutrimentales, esta hierba es muy favorecida por las lluvias, pertenece al grupo de los quelites y llegó a México en la época de la conquista.

Los berros son amargos, quizá esa sea la principal causa por la que no son tan populares como los romeritos y las verdolagas, pero si los combinas con los ingredientes adecuados obtienes un excelente aporte nutrimental.

Aprende a diferenciarlos de los quelites

A veces es difícil diferenciarlos de los quelites, pero hay un truco para hacerlo, el berro tiene dos características distintivas, a primera vista su manojo es abundante y sus tallos tienen como base dos hojas pequeñas, y en el ápice (punta) se corona una más grande y circular; su sabor es un poco más amargo y esta particularidad se concentra en el tallo.

Aportes nutricionales

Es una hierba excelente para el cuerpo, tiene una gran riqueza en vitamina E, que es excelente para tener una piel sana y sin arrugas, también es abundante en vitaminas A y C, que previenen resfriados y problemas hepáticos. Los berros contienen mucho potasio, ayudan a tratar la acidez y son excelentes para purificar la sangre. Esta hierba ayuda a tratar las erupciones cutáneas, el acné y otras infecciones de la piel.

¿Cómo les quito el sabor amargo?

Comérselo fresco es algo amargo, pero puedes contrastas ese sabor con ingredientes dulces como la zanahoria, betabel o mamey. Los guisos ahumados son excelentes para darles buen sabor, un ejemplo de ello es el chilmole. Añade un toque fresco con alguna vinagreta de limón o vinagre de manzana.

¿Cómo guardar esta hierba?

Las hojas son delicadas, lava el manojo completo, sin deshojar, y sumerge por tres minutos con desinfectante, sacude el exceso de agua y extiende sobre el papel de cocina para secar, deshoja justo antes de integrar a los platos. De preferencia consúmelos el mismo día que los compras, si los piensas guardar envuélvelos en papel, guárdalos en el refrigerador y lava antes de utilizarlos.