¡Comparte en tus redes!

Beso de Singapur, truco para grandes orgasmos

El beso de Singapur es un truco usado para provocar grandes orgasmos, también es conocido como pompoir o kabazza, según el nombre que la da la comunidad árabe.

Se trata de olvidarse de los tradicionales saltos que da ella cuando está encima de él mientras su compañero permanece recostado boca arriba. En lugar de los saltos, ella y él permanecen quietos, pero ella utiliza su músculo pubocoxígeo para estimular la erección masculina.

 

Ella estimula el pene de su compañero una vez que el pene esté dentro de la vagina, la vagina usará movimiento similares a la succión, consintiendo de esta manera a su pareja. Pompoir se traduce del francés como "chupadora", regalando al pene una sensación muy parecida a la del sexo oral.

Esta sensación es única y al practicarla, tanto él como ella son atrapados en un nivel más alto de placer sexual, muchas parejas que lo practican han logrado perfeccionar la técnica y disfrutan de relaciones más intensas, con finales gratificantes.

beso singapur

Sin embargo lograr dominar la técnica no es tan fácil, para algunas mujeres requiere de un poco de práctica y entrenamiento, pero si se tiene paciencia y se entrena con la pareja pronto podrán disfrutar de los mejores orgasmos.

Ella tiene que entrenar su músculo pubocoxígeo, pues este músculo estimulará al pene en esta técnica. Para algunas mujeres es fácil hacer este movimiento, incluso les sale de forma natural.

¿Cómo hacer el beso de Singapur?

¿Te será fácil aplicarle esta técnica a tu hombre? Para averiguarlo tendrás que practicarlo, colóca a tu hombre acostado boca arriba, abre las piernas y siéntate sobre él, introduce su pene en tu vagina. Deja que él permanezca inmóvil, tú serás la protagonista, la heroína de la historia.

Deja que tus caderas permanezcan quietas, estimula a tu "macho alfa" acariciándolo con las manos y con coquetas miradas, mientras lo haces pon en acción el músculo pubocoxígeo, cuyas contracciones los llevarán al orgasmo. Realiza contracciones continuas e intensas.

¿Dónde está ese músculo y cómo controlarlo?

Puedes descubrir este musculo cuando vayas a orinar, corta la expulsión de la orina a la mitad del camino, retén por un segundo y luego vuelve a orinar. El músculo que permite hacer eso es el pubocoxígeo, si puedes hacerlo seguramente dominarás la técnica de la succión con tu vagina.

Para entrenar y tonificar los músculos de tu vagina puedes utilizar el método de Kegel, te ayudarán a mejorar tu salud sexual y mejorarán esta técnica sexual. Evita hacer los ejercicios mal, pues podría ser riesgoso para tu salud. Consulta a tu ginecólogo para cualquier consulta.

Si el beso de Singapur te parece muy complicado, utilice otras técnicas para explorar el placer sexual en pareja, no olvides que la comunicación es muy importante para una vida sexual sana.

Si quieres leer una nota sobre a qué edad tienen más orgasmos las mujeres, da click aquí.
¿Te interesa saber cómo lograr la eyaculación femenina? Da click por acá.
Descubre si realmente existen los orgasmos mentales (chaquetas mentales, pa' los cuates), dando click de este lado.