¡Comparte en tus redes!

Bombas efervescentes para el inodoro en #HazloTúMismo

Bombas efervescentes para el inodoro en Hazlo Tú Mismo

Bombas efervescentes para el inodoro en Hazlo Tú Mismoº

A veces limpiar la casa es motivo de pesar para muchas personas, a casi nadie le gusta hacerlo, pero se trata de una obligación necesaria y una actividad obligatoria en nuestro diario vivir. Una de las cosas que probablemente te cuesten más trabajo es lavar el baño, al hacerlo muchos se habrán puesto a pensar en la cantidad de bacterias que hay en el baño, para muchas personas lavar la taza del baño es motivo de asco. Aquí te mostramos una idea como parte de nuestra sección #HazloTúMismo.

Lavar el inodoro no tiene por qué ser tan complicado, hay muchas alternativas para lavarlo fácilmente, algunos utilizan jabón y agregan un poco de cloro, si lo haces así procura usar ropa que no se manche. Después de eso puedes usar bombas efervescentes para el inodoro.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Una investigación de la Universidad de Barcelona reveló que las pantallas de los teléfonos móviles tienen hasta 600 bacterias, lo que equivale a 30 veces más que las que se encuentran habitualmente en una tapa del inodoro. Franco Gerba, un microbiólogo de la Universidad de Phoenix, dijo que la gente prácticamente nunca limpia los dispositivos.

El video de bricolaje DIY muestra una forma de limpiar el inodoro fácilmente, debes mezclar varios ingredientes para lograrlo, los dejarás secar dentro de un molde y listo, ya tienes "bombas de limpieza" para el escusado de tu baño. Son eficaces y prepararlas no implica grandes gastos económicos.

Necesitas como ingredientes 1/2 taza de bicarbonato de sodio, 1/2 taza de ácido cítrico, aceites esenciales (del que más te guste), botella de spray con agua (opcional, para hacer spray de los aceites esenciales) y algunos moldes de plástico para hornear.

Añade el bicarbonato de sodio y el ácido cítrico, mezcla bien y ve añadiendo 30 gotas de aceites esenciales, puedes hacerlo con un atomizador. Después agrega un poco de agua con una cuchara, esto es para que la mezcla se humedezca y pueda ser colocada en los moldes. Logrando la consistencia adecuada ponla en los moldes, apretando bien, espera de 30 a 45 minutos y vuelve a apretar. Espera seis horas y listo, ya puedes probarlo en la taza de tu baño.