¡Comparte en tus redes!

Bondage, qué es y cómo puedes disfrutar de esta práctica sexual

Bondage, qué es y cómo puedes disfrutar de esta práctica sexual

Bondage, qué es y cómo puedes disfrutar de esta práctica sexual

No es un término muy difícil, se trata de una práctica sexual en donde usas ataduras, hay quienes la consideran una expresión artística. Una persona ata total o parcialmente a su pareja con ayuda de cuerdas (de preferencia de algodón, para evitar que alguien salga lastimado), los límites son el dolor, pues el bondage no utiliza el dolor como fuente de placer.

En el bondage una persona domina o la otra se entrega, así que la persona atada estará en plena disposición de su pareja, al menos en el momento en que se está realizando la práctica sexual. Es necesario que haya una perfecta comunicación, para que la satisfacción se de en un margen de confianza y respeto mutuo.

Ahora se ha estado hablando mucho del bondage, pero no se trata de algo novedoso, es algo de lo que ya se conocía desde la antigüedad en Japón, esta técnica sexual estaba reservada a las clases sociales más altas y refinadas.

La persona inmovilizada deja que sea su pareja se ocupe del acto sexual, pues como está atada no acaricia, así que debe concentrarse en lo que la otra persona haga, de esta forma hay placer para ambas partes. El sometido disfruta del placer de entregarse sin reservas, el dominante también disfruta poniendo ingenio y sabor al asunto.

Inmovilizar a una persona tiene sus riesgos, por esa razón es indispensable que te informes, tomar las precauciones debidas cuando pretendas divertirte con el bondage, preocúpate por tu seguridad y la de tu pareja, tanto a nivel físico y emocional.

Límites del Bondage

1.- Consentimiento de ambas partes. No lo hagas sólo para complacer a tu pareja, hazlo solamente si en verdad tienes interés.

2.- Infórmate. Hay lugares en donde te brindan información segura, por ejemplo en la tienda Diversex Condonería (que se encuentra en Regina 72, colonia Centro, en la Ciudad de México), hay sexólogos y especialistas que brindan cursos e información. El teléfono de este lugar es 57098288, en Twitter y Facebook: @diversexcondon y Diversex Condonería. La tienda está abierta al público de lunes a jueves de 11:00 a 21:00 horas, de viernes a sábado de 11:00 a 22:00 horas y los domingos de 12:00 a 20:00 horas.

3.- Solamente con tu pareja. Esta práctica sexual no es para que la realices con desconocidos.

4.- Comunicación. Habla extensamente sobre los riesgos de esta práctica, coloca sobre la mesa deseos, miedos e imprevistos.

5.- Ataduras. Compra ataduras de algodón, de preferencia de las que vendan en las tiendas especializadas, las sex shop.

6.- Seguridad. Acuerda con tu pareja una palabra de seguridad o una clave que debas decir cuando desees terminar. Por ejemplo, si aprietas dos veces la yema de sus dedos es para preguntarle "¿te está gustando?", si tu pareja responde del mismo modo, apretando una vez, te dice "No, para"; dos veces para "Sí, pero más despacio"; y tres veces para "No te detengas, ¡me encanta!".

7.- No exageres. No intentes acrobacias que hayas visto en la televisión o en una película, mejor haz las cosas de forma segura. Hay posiciones que requieren de experiencia y preparación.

8.- Posiciones. No es recomendable mantener la misma posición todo el tiempo, varía.

9.- No la dejes sola. Nunca dejes sola a la persona atada, termina y desátala.

10.- El cuello está prohibido. Nunca ates a tu pareja del cuello.

Cómo persuadir a tu pareja para cumplir una fantasía sexual, aquí.

¿Qué es el BDSM? Te decimos cómo divertirte con tu pareja de manera segura, aquí.