¡Comparte en tus redes!

Borrón y cuenta nueva en tu vida sexual

Alessia Di Bari

Empieza el nuevo año y con él, nuevas oportunidades. Un pizarrón en blanco para empezar de cero.

¿Cuáles son tus propósitos sexuales de este año? ¿Ya tienes claro hacia dónde vas a dirigir tus esfuerzos este 2018? ¿Qué te gustaría vivir, aprender, experimentar?

Tener una vida sexual satisfactoria, como todos sabemos tiene múltiples beneficios en nuestra vida cotidiana… no sólo en la sexual. Uno de los efectos más buscados, por ejemplo, es el famoso “resplandor sexual” que dura aproximadamente 48 horas después de un encuentro sexual –de esos que nos sacuden y nos dejan con ganas de más-.

Esta sensación, es una especie de placer “residual” y lo mejor es que nada tiene que ver con la edad, el sexo o la duración del encuentro… es directamente proporcional a la calidad. Es decir, a la sensación subjetiva de cada uno de nosotros al momento de estar con alguien; mientrás más placentero, conectado y gozoso lo vivamos… mas placer residual quedará en nosotros.

¿Qué cómo lo podemos notar? Es muy fácil… andamos más sonrientes –sin motivo aparente-, nos sentimos más contentos, tenemos mejor semblante, nos mostramos más seguros de nosotros mismos y traemos ese “no se qué, que qué se yo” que nos hace ver más atractivos que de costumbre.

Con esta información, mi único objetivo, es que le podamos dar la importancia a nuestra vida sexual. Sé que muchos de las investigaciones dicen que el efecto dura alrededor de dos días; en mi experiencia, puede durar bastante más.

Una vez más, nada tiene que ver con la cantidad de nuestras experiencias… no forzosamente más es mejor… que si te funciona, date. El tema es que no se vuelva algo obligatorio. Recuerda que cuando hablamos de sexualidad, la única regla es que no existen las reglas; así que, se trata de encontrar aquello que te acomoda a ti.

Por ejemplo, quién quita y este año decidas unirte a la organización White Hands, en Japón. ONG conformada por trabajadoras sexuales, cuya finalidad, es ayudar a personas con discapacidades físicas severas a alcanzar una eyaculación ó formar una banda, como la inglesa Rockbitch y proponer una dinámica como la que tenían ellos: “El condón de oro”; consistía en lanzar este famoso condón dorado al público y quien lo atrapaba, podía tener un encuentro sexual con alguno o todos los integrantes del grupo. Linda ¿no?

Al final, la imaginación es el límite. A ti ¿hasta dónde te lleva? ¿Qué es lo más que te permites fantasear? ¿A dónde te gustaría llegar este 2018, en el terreno sexual?

Alessia Di Bari

Alessia Di Bari