¡Comparte en tus redes!

Bulimia: Evita que tus hijos padezcan este trastorno

La doctora Eugenia Ibarzábal nos habla acerca del trastorno alimenticio de la bulimia, hablamos con ella y nos proporcionó algunos consejos para ti, para que logres evitar que tus hijos padezcan esta enfermedad.

bulimia

¿A qué edad se presenta regularmente?

La Bulimia es un trastorno de la alimentación que comúnmente viene acompañado por otros trastornos, como los depresivos y de la ansiedad. Se presenta en la adolescencia intermedia 17-18 y también en jóvenes con edades de 22 y 23 años.

SABIDURÍA QUE AYUDA: La anorexia y la bulimia son los únicos trastornos psiquiátricos que ponen en riesgo la vida del paciente. Una persona que vomita constantemente (de 5 a 30 vómitos al día), puede llegar hasta tener una ruptura del esófago, obviamente gastritis, esofagitis, colitis, el esmalte de los dientes se va perdiendo.

¿Cuáles son los síntomas de la bulimia?

  • Tienen miedo a subir de peso.
  • Se sienten insatisfechos con su cuerpo.
  • Van al baño inmediatamente después de haber comido.
  • consumen alimentos dietéticos, bajos en grasa, aunque a veces experimentan atracones de todo tipo de comida.
  • Adquieren laxantes, diuréticos o enemas.
  • Realizan ejercicio compulsivo para intentar quemar las calorías que consumieron.
  • Son personas aisladas, lo hace para evitar comidas o festejos donde sirvan comida.

De acuerdo con la doctora Eugenia Ibarzábal, "la bulimia es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por atracón, un atracón es comer una gran cantidad de comida que otra persona con la misma edad, estatura y peso no podría comer en un lapso de por lo menos dos horas, es donde hay una pérdida de control. Esto se da principalmente en las tardes y noches, es una conducta solitaria, la persona lo hace a solas y después tiene un agudo malestar físico por haber comido tanto, es entonces cuando vienen los mecanismos compensatorios, que son el vómito, el ejercicio compulsivo, los laxantes o los enemas, entre otras cosas.

En el caso de los vómitos, por ejemplo, puede ir a comer a un restaurante con la familia y lo primero que busca es un baño, entonces come e inmediatamente se para a vomitar. Para que se catalogue como bulimia, esta actitud (del ciclo atracón-purga) se debe presentar mínimo tres veces a la semana. La bulimia no necesariamente consiste en vomitar, pues el ciclo atracón-purga se puede presentar con ejercicio compulsivo, enemas, laxantes, etc. En el caso de hacer mucho ejercicio, esta actitud se hace con la idea de quemar las calorías que comió, está obsesionada con su cuerpo y con mucho miedo a subir de peso.

La especialista Eugenia Ibarzábal recomienda que: "es importante que los padres estén cerca de sus hijas (hijos), es más frecuente en las mujeres, pero también la pueden padecer los hombres, presten atención si hay cambios en la alimentación, por ejemplo que ya no coma sus alimentos preferidos, si quita alimentos que antes le gustaban mucho, si se aísla, si deja de comer grupos de alimentos, habla mucho sobre la comida o duerme mucho y le cuesta trabajo estudiar. ...El rol de los padres es muy importante, deben poner mucha atención".

¿Cuál es el rasgo característico de las personas que padecen bulimia?

La impulsividad, esto es importante, pues la impulsividad no sólo puede externarse en la hora de la comida, se presenta con el alcohol, con las drogas, con el sexo, con los robos, etc. Es la impulsividad para todo. En la mayoría de los casos, no en todos, las chicas con bulimia son malas estudiantes, tienen malas calificaciones, a diferencia de las pacientes con anorexia, quienes padecen bulimia son chicas mal organizadas, sus cajones y cuartos están desordenados, no saben dónde están sus cosas, tienen cambios en el estado de ánimo. Las chicas con anorexia son más calladas.

Nota: Siempre es mejor buscar ayuda profesional, porque es una enfermedad psiquiátrica y debe ser atendida por especialistas, jamás intentes ayudar a tu hija por cuenta propia.

Notas relacionadas:

Anorexia: Experta nos dice cómo evitarla en tus hijos, lee la nota aquí.
Beneficios de jugar con tu hijo, aquí.
Cómo reforzar el sistema inmunológico de niños pequeños, aquí.