¡Comparte en tus redes!

En busca de lo que quiero o corriendo de lo que no quiero sentir

luis-MENDOZA-1000X525-2017Hace poco discutía con mi pareja porque olvidé una fecha importante para ella, y a diferencia de otras veces que he tenido esos descuidos, esta ocasión se volvió un episodio dramático y doloroso de ambos lados.

Nos dimos duro y a la cabeza en donde más nos duele, y es curioso, la salida más fácil era terminar con la relación (al menos durante el berrinche que estábamos haciendo, era lo que arrebatadamente queríamos).

No nos estábamos dando cuenta de lo que nos estaba pasando, y al menos al principio no estábamos dispuestos a verlo. Así que tras varias horas de desvelo y drama. Pudimos ver finalmente que: queríamos quitarnos la sensación de que no somos valiosos.

Explico:

Siempre que hablo de esto de las sensaciones “feítas” como la de “no me siento suficiente o valioso” la gente dice: ¡no!, ¿por qué te sientes así?, ¡no deberías!, ¡ten confianza en ti mismo!.

Así que estimado lector, si pensaste algo parecido a lo que dije arriba: gracias, pero me siento mejor recibido si me aceptan con todo y eso. Te puedo decir que mucha gente se siente así y ni cuenta se da, pero hace todo para no sentirlo.

Dicho esto y retomando el ejemplo de esta publicación, mi pareja y yo estábamos a punto de tomar una decisión que de verdad no queríamos tomar, porque nos amamos y deseamos seguir en pareja. Por un momento era más fácil salir corriendo que afrontar que una parte de nosotros siente que no somos lo suficientemente valiosos para tener una pareja que nos ame (cada uno lo sentimos).

Al reconocer que tenemos este sentir y más importante aún: que no es culpa del otro; pudimos retomar nuestro compromiso en la relación porque auténticamente la queremos.

Te hago la siguiente pregunta y se honesto contigo mismo:

¿Qué tanto vas por lo que quieres, comparado con: qué tanto corres de lo que no quieres sentir?

De afuera puede parecer una cosa, pero por dentro tenemos diferentes motivadores para actuar, y al menos en mi vida y platicando con mucha gente, me he dado cuenta de que varias cosas las hacemos por no sentir algo “feito”, ejemplos:

  • Tratar de agradar a los demás para no sentirme rechazado
  • Hacerme el(la) galán(a) para no sentirme poco atractivo
  • Gastar en lujos que no puedo pagar para no sentirme jodido
  • Ponerme en riesgo a todo para no sentirme juzgado como el cobarde
  • Correr de una relación maravillosa para no sentirme insuficiente
  • Entrar a una relación con quien no me gusta tanto para no vivir el miedo de ir por quien me encanta/fascina.

Y hay muchas más. Se que se oye horrible lo que estoy planteando, pero reconocer desde donde estamos decidiendo es el mejor primer paso para revisar que quiero de ahora en adelante, cambia totalmente la energía cuando VOY POR LO QUE QUIERO; y sí ya estás en ese camino ¡felicidades!, seguro no ha sido fácil enfrentar miedos, sensaciones de rechazo, etc, etc.

Que diferente es cuando:

  • Me muestro como soy aunque no ha todo el mundo voy a agradar
  • Me siento digno de ser amado y no depende de a quien conquiste
  • Cuido mis finanzas y trabajo para conseguir lo que auténticamente quiero
  • Conozco mis límites y cuido mi integridad, si quiero probar algo nuevo entonces lo hago teniéndome amor y paciencia
  • Asumo que soy suficiente para construir una relación con todo y que a menudo me voy a sentir insuficiente
  • Voy por la persona que me encanta aunque me de miedo

Como siempre, recomiendo ampliamente que te apoyes en alguien para seguir conociéndote y sacando lo mejor de ti.

¡Abrazo!