¡Comparte en tus redes!

Que el cambio en los mexicanos no caduque

México llamo la atención de todo el mundo con su respuesta ante el sismo del 19 de septiembre, la solidaridad de los mexicanos no se hizo esperar y en cuestión de minutos millones de personas estaban ayudando a los damnificados de muchas formas, desde simplemente compartir información vital en esos momentos por redes sociales hasta salir ayudar a remover piedras para rescatar a las personas atrapadas. Los extranjeros se maravillaban ante nuestro esfuerzo y  trabajo por hacer algo por los demás sin recibir nada a cambio y yo me pregunto ¿Cómo sería México si todos los días fuéramos así?

¿Cómo sería México? Si así como miles de personas pasaron horas y horas rescatando personas nuestros estudiantes se quedaran unos minutos más cuestionando a sus maestros, haciendo un trabajo mejor, o estudiando para un examen un poco más, ¿Cómo sería México? Si así como quitamos piedras enormes en búsqueda de personas atrapadas, buscáramos entrar a una carrera, a un diplomado a una maestría, buscar emprender, proponer nuevas ideas en nuestro trabajo o hacer nuestro propio negocio. Ese extra que todos dimos el 19 de septiembre y en los días subsecuentes ¿Qué pasaría si lo diéramos todos los días en todo lo que hacemos? Mostramos una gran solidaridad ante personas que no conocíamos, mostramos ganas de apoyarnos y de ser mejores, pero todo eso fue aminorando conforme pasaron los días y volvimos a nuestros antiguos vicios.

Días después ante una inconformidad ante el gobierno salimos a bloquear calles y hacer plantones que principalmente afectan a otros mexicanos a esos que un día antes cargaban piedras a tu lado, cuando se repartió la ayuda a los damnificados otros tantos fueron por cheques cuando no habían sido afectado, cheques que les quitaron a quienes días antes rescataron,  grupos de disidencia y políticos en puntos diferente tomaban el control de centros de acopio que mexicanos como tú y como yo estábamos manejando.  ¿Te imaginas que los mexicanos hubiéramos seguido con la inercia de no solo pensar en nosotros sino también en los demás todos los días? Ojala recompongamos el camino y seamos por convicción sin que nadie no los pida mexicanos diferentes, nuevos mexicanos que dan el extra en todo lo que hacen todos los días, mexicanos que ven por su bienestar pero también por el de los demás y veremos cómo esta gran nación se trasforma y jamás vuelve a ser la misma, será mucho mejor, nos leemos la próxima semana.

Adrian Gutierrez

Adrián Gutiérrez