¡Comparte en tus redes!

¿Cansado de la misma alimentación? Conoce éstos cereales

 

Adriana Sandoval

Adriana Sandoval

Cuando hablamos de carbohidratos, pensamos en frutas, postres y cereales. En el último grupo, los más consumidos son tortillas, pan, pasta, arroz y papa pero hay una gran variedad de cereales que podemos incluir en nuestra dieta.

 

Te presentaré algunos cereales que no son tan comunes, para qué sirven y algunas sugerencias para consumirlos:

 

Quinoa: Es un cereal alto en proteína, es tan completo, que pertenece a dos grupos de alimentos, las proteínas y los carbohidratos. Tiene una buena cantidad de hierro, calcio y mucha fibra. No tiene glúten y se cocina rápidamente. Hay de diferentes colores, selecciona el que más te guste, el valor nutritivo es similar. Hay muchas recetas para prepararla pero te voy a decir lo que yo hago en casa: Hiervo quinoa en agua con un poco de sal, cebolla y pimienta, cuando el grano se hace transparente (aprox. 10 minutos), lo dejo enfriar y lo refrigero con el líquido de cocción. Así lo puedes agregar a sopas, arroz y ensaladas. También se puede consumir dulce (Hiérvelo con leche de coco y almendras, es delicioso).

 

Amaranto: Igual que la quinoa, tiene grandes cantidades de proteína, fibra, hierro y calcio. Este lo puedes consumir en fruta, cereal con leche, atole, como alegría con miel o chocolate amargo. También puedes agregar una cucharada de amaranto a la masa de los hot cakes, al pan para empanizar o a la masa de panqués.

 

Cebada: Tiene gran cantidad de fibra, en especial beta glucanos que ayudan a bajar el colesterol en sangre. También tiene vitamina C, B, zinc, magnesio, hierro y proteína, además, tiene un aminoácido que aumenta la sensación de saciedad. La puedes preparar como arroz o agregarla a la sopa o ensaladas.

 

Arroz salvaje: Realmente no es arroz, pero la forma del grano es similar. Tiene una buena cantidad de proteína, fibra, vitaminas y magnesio. Es más duro que el arroz así que se tarda un poco más en cocinar. Lo puedes encontrar en los supermercados solo o combinado con arroz normal. Para prepararlo, lo puedes hervir en agua con sal, pimienta, cebolla y ajo. Necesita el doble de agua para su cocción. Lo puedes agregar a arroz blanco, ensaladas, carne molida (tipo picadillo) o puedes rellenar calabacitas o chiles poblanos con arroz salvaje y queso.

 

Tapioca: Este alimento tiene carbohidratos y muy poca proteína, pequeñas cantidades de vitaminas y minerales pero es una gran opción para las personas que no consumen glúten. Últimamente lo vemos en tés, licuados y otras bebidas de diseño. Son perlas blancas que al cocinarse se vuelven trasparentes, esto las hace muy llamativas sobre todo para los niños. Se puede agregar a sopas o hacerlas en dulce, como el arroz con leche (puedes usar leche de coco o almendra y nueces). También la puedes preparar como avena para desayunar, agregando fruta.

Camote: Además de carbohidratos, tiene fibra, vitamina C y A además de antioxidantes. Lo puedes consumir como papa, cocido y en cuadritos con un poco de sal y pimienta o hacer un puré, igual que hacemos el de papa. En México lo consumimos comúnmente en dulce, puedes cocinarlo con azúcar BC y canela, es un postre delicioso.

 

Seguramente se te antojó más de uno, así que inclúyelos en tu lista de compras y pruébalos, mejorarás el valor nutritivo de tus comidas y además, la presentación. Si quieres más información o sugerencias de preparación, no dudes en contactarme por Twitter o Facebook.

 

Adriana Sandoval