Características de una auténtica líder

¡Comparte en tus redes!

Aunque aún existen marcadas diferencias entre hombres y mujeres en el mercado laboral. Cada día es más frecuente encontrar damas en puestos directivos y a cargo de importantes proyectos a nivel mundial.

De acuerdo con los especialistas en management y liderazgo, estas mujeres comparten algunas características. Entre ellas destacan:

  1. Influencia. La mayoría de las damas que ocupan puestos directivos son hijas de mujeres que acudieron a la universidad en las décadas de los ’60 y ’70; además fueron testigos de primera mano de momentos determinantes para la liberación femenina, como la aparición de la píldora anticonceptiva o la popularización del divorcio.
  2. Educación. La educación recibida durante la infancia y la adolescencia juega un papel importante en la formación de mujeres líderes. A estas damas se les inculcó la idea de que son seres autónomos e independientes, y que definitivamente no necesitan a un hombre.
  3. Comunicación. Una buena líder es capaz de comunicarse efectivamente. Ellas aprovechan al máximo sus habilidades lingüísticas y llegan a utilizar más de 23 mil palabras al día. Por cierto, los hombres únicamente emplean 11 mil palabras diarias.
  4. Creatividad. Para una auténtica líder, las respuestas obvias quedan descartadas. Siempre están en busca de cosas diferentes y aceptan los cambios mejor que nadie.
  5. Empatía. Sabemos bien que las mujeres son más emocionales y afectivas que los hombres; pero para las líderes, las emociones son juegan un papel preponderante. Ellas necesitan conocer y conectarse con las personas que las rodean. El desarrollo emocional del otro siempre será lo más importante.
  6. Multitarea. Sin importar el trabajo que desempeñen, las mujeres son capaces de realizar varias tareas al mismo tiempo. La mejor parte es que puede controlar los detalles de cada actividad y obtener el mejor de los resultados.
  7. Calma. Mantenerse tranquila en los momentos de crisis es indispensable para ser una auténtica líder. Jamás reaccionan de manera excesiva y visceralmente. Para ellas es más importante encontrar la solución al problema que lamentarse por las posibles consecuencias.

¿Tienes todo para ser una líder?