Chequeos preventivos que toda mujer debe hacerse

¡Comparte en tus redes!

Para gozar de una buena salud, no sólo debes llevar una buena alimentación y realizar actividad física periódicamente, sino que es necesario que te practiques algunos chequeos médicos. Sólo así podrás descartar la presencia de alguna enfermedad o si necesitas tomar algún complemento vitamínico.

Aunque muchos de estos exámenes sean molestos e incómodos, debes practicártelos, pues están diseñados para ayudarte.

Los chequeos preventivos que debes realizarte periódicamente son:

  1. General: Una buena forma de comenzar el año es con una visita a tu médico general. Conociendo tus antecedentes, él podrá hacerte una valoración y determinar si hay algún cambio en tu condición que necesite mayor atención.
  2. Mamografía: Este estudio es básico, sobre todo si tienes más de 50 años. Recuerda que el cáncer de mama es el más común entre las mujeres latinoamericanas y que el éxito del tratamiento depende de la etapa en la que se detecte esta enfermedad. Así que agenda tu cita y no olvides repetir el examen una vez al año.
  3. Densitometría ósea. Es común que los huesos de las mujeres comiencen a descalcificarse con la llegada de la menopausia, por lo que te recomendamos que una vez al año te realices una densitometría ósea. Este estudio permitirá que tu médico detecte a tiempo la osteoporosis y te proporcione un tratamiento adecuado para reducir el riesgo de fracturas.
  4. Oftalmológico. Usualmente le prestamos poca atención a nuestros ojos, por lo que no visitamos al oftalmólogo a menos que algo nos esté molestando. Sin embargo, con el tiempo que pasas frente a la computadora, con la tablet o el celular, debes considerar visitarlo una vez al año para que evalúe la calidad de tu vista.
  5. Dentista. Así como te cepillas los dientes tres veces al día, también debes visitar a tu dentista cada 6 meses. Él podrá hacerte una limpieza a detalle y descartar algún problema en tus dientes y encías.
  6. Papanicolaou. Sabemos que este estudio es muy molesto, pero esos tres minutos de incomodidad pueden salvar tu vida. Debes tener presente que el cáncer cervicouterino es la tercera causa de muerte en nuestro país, por lo que detectarlo a tiempo puede hacer la diferencia. El Papanicolaou debe realizarse una vez al año.
  7. Glucometría. Esta prueba es realmente sencilla, pues sólo se necesita una pequeña gota de sangre para conocer tus niveles de glucosa. También puedes acudir a un laboratorio, en el que te realicen un perfil más completo y conozcas el contenido en sangre de otras sustancias importantes, como el colesterol y los triglicéridos.

Recuerda que siempre es mejor prevenir, así que no olvides realizarte tus chequeos periódicos.