¡Comparte en tus redes!

Las 3 claves para avanzar en tus propósitos

¡Hola! Feliz año a todos. Ya es el 2018 y el mundo avanza. Ya tenemos contemplada la colonización de Marte y hemos vistos otros planetas habitables, los coches se manejan solos, Estados Unidos se está cayendo a pedazos y hemos descubierto un nuevo órgano: el mesenterio. Para los que no sabían, el mesenterio pertenece al sistema digestivo y hasta donde leí, no cambia absolutamente nada importante, solo que ahora se realizarán nuevas investigaciones para mejorar ciertos tratamientos.

Hoy quiero hablar sobre los propósitos. A mí no me gustaba éste tema, ya que no los cumplía y solo me sentía culpable de no hacer ejercicio ni leer diario. Aunque hoy en día tampoco los cumplo, sí alcanzo a ver los logros y cambios positivos que surgieron a partir de esos primeros propósitos incumplidos. Les daré 3 claves que me sirvieron a lo largo del año. Yo no creo que los médicos que descubrieron el nuevo órgano o los científicos que observaban el espacio en busca de planetas habitables se hayan propuesto justo eso el 31 de diciembre pero si creo supieron tomar las propuestas de la vida.

1.- Paciencia

Yo sé que la paciencia suena como algo tedioso, aburrido, y peor aún relacionado a esperar, pero es mucho más que eso. Para mí la paciencia es una cualidad que nos permite permanecer en  la carrera. En la vida tomamos muchos caminos, y todos tienen sus complicaciones. Para mí la paciencia es como un suspiro necesario que haces cuando estás cansado pero sabes que tienes que seguir caminando hacia adelante. También tiene que ver con la calma. Una cosa es estar constantemente pensando que las cosas que tienen que mejorar mientras te encuentras al borde de un ataque de pánico, y otra es mantenerte tranquilo, viviendo el miedo que da el que tal vez las cosas no van a mejorar. Tener paciencia es ir realizando acciones para salir adelante mientras lo disfrutas. Sí, la segunda suena más complicada pero es cuestión de práctica y paciencia.

2.- Constancia

“Voluntad inquebrantable y continuada en la determinación de hacer una cosa o en el modo de realizarla.” Aunque es la definición de google para constancia yo no estoy de acuerdo. ¿“Voluntad inquebrantable”? Lo siento, pero mi voluntad es quebrantable y sí soy constante. Soy un humano común y corriente que le gustaría hacer más ejercicio pero tengo escuela, trabajo y mucha flojera. Hay días en las que mi voluntad se quedó dormida y no me quiero mover pero aún así me levanto y salgo correr. No tengo voluntad para salir, sin embargo no dejo de ser constante con mi rutina. A mí me gusta entender la constancia como las decisiones que toma el Yo del presente para el Yo del futuro. Yo confío en mí y sé que cuando me escucho y logro mis objetivos me siento mejor, si bajo de peso o si me va bien en un examen me siento increíble. Pero, ¿por qué si se siente tan bien cumplir nuestros propósitos nos cuesta tanto llegar a ellos? ¿Por qué nos es tan fácil dejarlos a un lado en el camino? Cuando queremos algo en general pensamos en los beneficios que nos traerá el resultado y al estar tan fijados en el objetivo nos perdemos del proceso. Un ejemplo, digamos que la constancia para mí es una pequeña batalla interna todos los días en la cual yo me encuentro convenciéndome de salir a correr porque me siento muy bien cuando termino, una vez que estoy ahí trato de disfrutarlo, el viento, la respiración constante y fuerte, el ritmo de pies contra el concreto y cuando termino se trata de disfrutar esa pequeña batalla. No he logrado el objetivo final que es bajar de peso pero si gané condición, habilidad y constancia.

3.- Trabajo

Creo que para mi esta es la más sencilla: el trabajo no se hace solo. Existe la creencia de que los logros se dan solos, yo también soy culpable de creerla a veces. Tristemente no es así. Hay mucho trabajo detrás de cada logro, nuestros objetivos no se cumplen nada más porque si. Hace unos días hablaba con una novelista y me contaba que tenía que escribir 2 horas diarias y habían días que quería llorar porque llevaba 3 horas en frente de la computadora y no había escrito nada. Yo quise ser un estudiante becado con trabajo y hubieron varios días que no dormí con tal de entregar el mejor trabajo que pude. Los logros son lindos pero no son nada sin el trabajo que hubo detrás.

¡Suerte con sus propósitos! Espero que estos tips les hayan servido y…. esperen! Retomando mi punto del principio, les conté que no creía que los nuevos descubrimientos se hayan dado porque esas personas se lo hayan propuesto, eso lo dije porque nuestros propósitos probablemente evolucionen y cambien. Tal vez en lugar de ir al gym prefieras ir al crossfit, o en vez de encontrar un nuevo trabajo prefieras empezar un nuevo proyecto tú solo, a lo que voy es: que bueno que tengan propósitos claros ahorita, pero no se aferren a ellos, si ustedes cambian, ellos también lo harán.

Roberto Niño de Rivera

IdeasQueAyudan