¡Comparte en tus redes!

Come bien cuidando tu presupuesto

Todos nos hemos dado cuenta del aumento en el precio de los alimentos, además, estamos preocupados por apoyar a nuestro país comprando productos nacionales.  Hoy les voy a dar algunas sugerencias para cuidar nuestro presupuesto sin sacrificar calidad y valor nutritivo:adriana_sandoval-400x268

1.- Compra productos frescos, no empacados.  Los envases y bolsas encarecen el producto y lo pagamos los consumidores.  Compra frutas, verduras, carnes y huevo sin empacar.  Las semillas y las especias secas  como cacahuates, nueces, canela, chiles, etc.también puedes comprarlas a granel.  Si tienes hijos, cambia los paquetes de galletas o botana que mandas en el lunch por churritos de amaranto, palanquetas y semillas sin empacar.

2.- Compra frutas y verduras de temporada.  En México nos podemos dar el lujo de escoger entre la gran variedad de frutas y verduras que tenemos, busca las que son de temporada ya que están en su punto y son más baratas.

3.- Compra productos fabricados en México.  Es importante apoyar a productores locales pero resulta difícil sólo comprar productos de empresas mexicanas, si consumes regularmente algún alimento  de empresas internacionales, busca que la planta de producción esté en nuestro país.  Revisa que tus alimentos no hayan viajado miles de kilómetros para estar en tu mesa.

4.- Usa el congelador.  Existe la creencia que los productos congelados no son buenos para la salud, eso depende de la preparación del alimento antes de congelarlo.  Puedes preparar y congelar alimentos para usarlos después y no desperdiciar.  También puedes comprar frutas de estación y congelarlas en cuadritos para hacer un smoothie o salsa durante todo el año (por ejemplo, mango).  Congela carne o pollo deshebrado con caldo, eso te servirá de base para una comida rápida o una sopa.

5.- Prueba nuevos alimentos.  La variedad es la base para comer sano y económico, mientras más alimentos conozcas y sepas preparar, tendrás más facilidad para diseñar los menús de casa.

 

Los cambios se hacen poco a poco, la primera vez que vayas de compras y quieras economizar, date tiempo, tal vez necesites estar un rato más en el súper pero valdrá la pena.

 

Linda semana!

 

 

Adriana Sandoval