¡Comparte en tus redes!

Cómo aliviar la tensión muscular de la espalda

Cómo aliviar la tensión muscular de la espalda

Cómo aliviar la tensión muscular de la espalda

La espalda duele por muy distintas razones, algunas veces requieres intervención médica, pero otras veces se trata de pequeños dolores ocasionados por golpes, por una caída, por estar en una posición incómoda o por haber hecho esfuerzo físico, como levantar algo pesado. Las siguientes ideas te ayudarán a aliviar la tensión muscular de la espalda.

1.- Romero. Esta especie de la cocina le da aroma y sabor a la comida, pero también ayuda en la relajación, haz un baño de inmersión y diluye un poco de romero para aliviar el músculo. Puedes aplicar un masaje con aceite esencial de romero y usar compresas calientes.

2.- Valeriana. Tiene un efecto sedante contra la tensión muscular, además de que alivia la ansiedad y el sueño, haz infusiones de valeriana o un té.

3.- Masajes con alcohol. Una serie de masajes con un poco de alcohol ayuda a aliviar las molestias, se trata de un remedio muy clásico en cuanto a dolores musculares, pero muy efectivo, tanto que se sigue usando. Es importante que primero te des un baño, antes del masaje, así tu cuerpo absorberá mejor el alcohol. De preferencia masajes de forma circular.

4.- Romero y vinagre. Hierve un litro de agua con un cuarto de litro de vinagre, después agrega 2 cucharas de romero. Deja reposar por 5 minutos, moja un trapo o toalla y aplica en la zona de la espalda.

5.- Baño con agua caliente. Cuando el cuerpo está adolorido funciona muy bien un baño con agua caliente, es relajante y bueno para los músculos, el agua caliente alivia la tensión muscular y relaja el cuerpo, sobre todo los músculos.

6.- Manzanilla. La manzanilla es muy buena para muchas cosas, pero es más popular por tranquilizar y relajar, además de usarse para el dolor muscular, se toma en té para aliviar cólicos, dolor de cabeza, ansiedad, estrés y nervios.

7.- Lavanda. Esta flor tiene muchas propiedades, ayuda a aliviar las dolencias, el aceite de flor de lavanda relaja los músculos. Aplícalo con masajes con movimientos circulares, esto ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Después de eso conviene un baño con agua caliente.