¡Comparte en tus redes!

Cómo armar un botiquín de primeros auxilios para tu hogar

Todo hogar dirigido por padres responsables debe contar con un botiquín para usarse en caso de emergencia. Sería muy lamentable no tener nada a la mano que te pueda ayudar en caso de un accidente. Sería todavía peor si no se sabe cómo tratar algunas heridas, por esa razón es necesario también saber de primeros auxilios. Pero lo que aquí nos interesa es decirte qué necesitas para armar tu botiquín, así que empecemos.

botiquinNecesitas un pequeño depósito de algodón, pero de varios tamaños y presentaciones, pues es diferente una gasa de algodón que un algodón, la gasa no deja restos en la herida, y el algodón sí.

Necesitas vendas de varios tamaños, una vez que has detenido una hemorragia, puedes vendar la herida (En un curso de primeros auxilios te pueden enseñar formas de vendaje). Procura tener unos guantes de látex, es importante por si te preocupa no contagiar a tus niños si tienes algún padecimiento o simplemente por mera precaución sanitaria.

Para la limpieza de la herida o la desinfección necesitas antisépticos. Es útil la limpieza con agua oxigenada o suero, pero nunca la limpieza se hará con gel de alcohol, pues podrías quemar esa zona. El gel desinfectante es para la limpieza cutánea, pero no para limpiar heridas.

Coloca pinzas y tijeras: las pinzas ayudan a sacar una astilla, pero evita usarlas cerca de los ojos; las tijeras te servirán para cortar vendas o gasas. Son necesarios los curitas para tratar pequeñas cortadas.

Para el cuidado de la piel es bueno tener siempre un bloqueador solar y un repelente para mosquitos.

La Cruz roja recomienda tener a la mano una mascarilla para poder dar respiración de boca a boca. No intentes dar primeros auxilios si no sabes, toma clases y repasa tus apuntes una vez que hayas asistido al curso. Si tienes dudas pregunta de nuevo a los profesionales.

Los medicamentos no son parte de un botiquín de primeros auxilios, así que si vas a incluir algunos, ten en mente que auto medicar a tus hijos o recetarte a ti mismo un medicamento es poner en riesgo tu vida. Los medicamentos que puedes tener son los que ya ha recomendado el pediatra o médico.

Deja el botiquín en un lugar estratégico, inalcanzable para los niños pero a la mano para ti en caso de alguna emergencia.

Lleva suero y una bolsa de gel frío para cuando tengas que tratar la inflamación causada por los golpes. El termómetro es indispensable en todo botiquín de Primeros Auxilios.

Cerca del botiquín puedes poner las cartillas de vacunación de tus hijos y su historial médico, en caso de que necesites tomarlos cuando salgas de emergencia a ver al médico o al hospital.

Imagínate que haya que atender un caso de emergencia y nadie en la familia sepa dar primeros auxilios. El resultado sería catastrófico. La Cruz Roja Mexicana, el cuerpo de bomberos del DF y otras instituciones más imparten éstos cursos. Toma un curso.