¿Cómo cambiarle el nombre a tu perro?

¡Comparte en tus redes!

¿Acabas de adoptar a un peludo y no te gusta su nombre? Seguramente se te ocurren miles de opciones para llamarlo mejores que “Suertudo”, “Firulais” o “Solovino”, pero no tienes ni idea de cómo hacerle para que tu nuevo amigo responda a ese nuevo alias.

La realidad es que cambiarle de nombre a un perro no es tan difícil como pensamos. Antes que nada debes tomar en cuenta que tu perro no asigna identidad a su nombre, y no se cuestiona el por qué lo llamas de esa manera. Para él no es más que una palabra o señal de que significa “ven aquí”.

En función de ello, un cambio de nombre sólo implica que le enseñes una nueva orden a tu perro. El proceso es realmente sencillo y rápido. Aquí te dejamos los cuatro pasos que debes seguir:

  1. Nombre. Elige bien la forma en que vas a llamar a tu perro. Antes de avanzar en el proceso, evalúa todas tus opciones.
  2. Premios. Para enseñarle una nueva orden a tu peludo tendrás que condicionar su comportamiento, así que compra galletas, carnazas o algún otro premio.
  3. Manos a la obra. Usa el nuevo nombre de tu perro ocasionalmente. Cada vez que voltee prémialo y hazle algún cariño. Debes reconocer el buen trabajo que está haciendo.
  4. Mézclalos. Durante los primeros días se recomienda mezclar el nombre viejo con el nuevo a la hora de llamarlo. Emplea el método de los premios cuando reaccione a este nombre compuesto y, después de dos o tres días, elimina su viejo alias.

Muchos perros adoptados fueron víctimas de maltrato en sus hogares anteriores, por lo que sus nombres son sinónimo de violencia, dolor y miedo. Se recomienda cambiarles el nombre para que tengan un nuevo comienzo con una familia que los hará feliz.

En un principio, tu peludo no responderá a su nuevo alias, sin embargo, tú debes ser paciente y darle el premio de todas maneras. Demuéstrale tu cariño para que aprenda que esa palabra trae consigo sorpresas y amor.