¡Comparte en tus redes!

Cómo cuidar a tu perro, aunque no estés en casa

perro solo en casaCada día pasamos menos tiempo en casa. Las obligaciones laborales, el tráfico y hasta las actividades sociales nos impiden dedicarles a nuestras mascotas todo el tiempo que quisiéramos. ¿O acaso no te preocupa dejar a tu perro solo tantas horas?

Como tú, millones de personas en el mundo se ven obligadas a dejar a sus mascotas solas en casa, mientras ellas van a trabajar. Usualmente, se convencen de que su perro está acostumbrado a la soledad y ni se percata de su ausencia; sin embargo, los animales suelen presentar afectaciones nerviosas a lo largo del día.

Para cuidar a tu perro, aunque no estés en casa, debes adoptar algunas medidas que mejorarán su calidad de vida, tales como:

  • Provisiones. Debes estar familiarizada con este concepto, así que sólo diremos que antes de salir, debes asegurarte de que tu angelito peludo tenga comida y agua suficiente, así como juguetes y uno que otro premio escondido. Esto lo mantendrá entretenido y evitarás que acabe con tus sillones o zapatos.
  • Accidentes. Tal como si se tratara de un niño pequeño, debes cuidar que no queden al alcance de tu perro objetos que pueda tragarse, cables, botellas de vidrio o algún otro artículo con el que pueda lastimarse.
  • Límites. Si no quieres hacer corajes y pasarte la noche entera limpiando, te recomendamos que limites las áreas en las que no quieres que entre tu perro. Puedes cerrar con llave las habitaciones prohibidas o recurrir a puertas corredizas. Eso sí, debes asegurarte de que tenga espacio para moverse y jugar, y los límites nunca serán sinónimo de que lo dejes en la azotea o amarrado.
  • Ayuda. Si algún amigo o familiar puede cuidarlo o pasar un rato con él, no dudes en pedirle ayuda. Tu perro agradecerá tener con quien pasear y jugar. También puedes contratar los servicios de algún paseador que trabaje cerca de tu casa. Si optas por esta opción, no olvides pedir referencias e investigarlo un poco, antes de dejar que se acerque a tu mejor amigo.
  • Compensa el tiempo. Seguramente estás familiarizada con los recibimientos efusivos de tu angelito peludo, así que al llegar a casa debes retribuir todo ese amor y compensar el tiempo separados. Dar un paseo nocturno les servirá a ambos para relajarse.
  • Fines de semana. Aunque quieras pasar el sábado en pijama y viendo películas, debes dedicarle tiempo a tu perro y jugar con él. Él valorará cada instante que pasen juntos.

Lo más importante es que no te sientas culpable y evalúa su comportamiento. Si notas que está ansioso todo el tiempo, no dudes en pedir el apoyo del veterinario.