¡Comparte en tus redes!

Cómo darle mantenimiento a tu bicicleta

Cómo darle mantenimiento a tu bicicleta

Cómo darle mantenimiento a tu bicicleta

Tu bicicleta es un vehículo de transporte que te proporciona muchos beneficios, te ayuda a llegar más rápido a un lugar determinado, viajando en bici llegas más rápido y no necesitas gastar mucho dinero en pasaje, si realizas el mantenimiento adecuado a tu bicicleta seguirás disfrutando de viajes sin la necesidad de gastar tanto dinero.

La bici te ahorra los pasajes, pero si no la cuidas terminarás gastando mucho dinero en composturas. Tener una bicicleta implica también responsabilidad en su sostenimiento, aquí te decimos cómo darle mantenimiento a tu bicicleta.

1.- Mantenla limpia y seca. Es importante que tu bicicleta esté siempre limpia, lávala regularmente, evitando que le entre agua a los tubos del armazón, sécala inmediatamente, si se moja sécala. No la guardes a la intemperie, pues la lluvia podría oxidar los discos de la llanta, la cadena, los frenos y demás componentes.

2.- Cadena. Las cadenas atrapan mucha mugre cuando se aplica aceite en una cadena sucia sin antes haberla limpiado o cuando se pone aceite en partes en que no es necesario. Pon lubricante sólo en las partes con fricción, deja que el aceite asiente antes de usarla y limpia el exceso antes de rodar tu bici. Lubrica la cadena cuando comience a hacer ruido.

3.- Mantenimiento en los cambios. Lava periódicamente el sistema de cambios para evitar la acumulación de mugre, puedes aprovechar el momento en que lubriques la cadena rociando unas cuantas gotas de aceite en los canales para dejarlos limpios y lubricados. De esta manera el chicote se podrá deslizar fácilmente y no te costará hacer los cambios de velocidad.

4.- Llantas. Infla siempre las llantas a la presión adecuada, al no inflar las llantas a la presión adecuada aumentas el área de contacto de la superficie de rodamiento, lo que significa que hay más posibilidades de que se ponche tu llanta con objetos filosos incrustados en el caucho. En los costados de tu llanta está el rango de presión indicado. Si usas la bici muy a menudo adquiere un medidor de presión y una bomba de aire.

5.- Tuercas y tornillos bien ajustados. Revisa periódicamente que todo esté bien ajustado, si vas a salir échalo un ojo a tu bici, las vibraciones y el uso provocan que varias uniones comiencen a aflojarse, en algunos casos una tuerca mal ajustada puede provocar daños a los componentes de tu bici o riesgos de accidentarte. Pero tampoco aprietes demasiado.

6.- Revisa el cuadro y la tijera. Inspecciona el cuadro y la tijera, no debe tener golpes, fracturas o estar chuecos, podrían ser causa de un accidente, si detectas un daño a tiempo será más fácil su reparación.

7.- Llévala a un mecánico. A veces no es muy costoso arreglar o darle mantenimiento a una bicicleta, si no tienes muchos conocimientos de mecánica lleva tu bici a un taller y observa cuando la arreglen, te ayudará a aprender muchas cosas.

Este video te puede ayudar