¡Comparte en tus redes!

Cómo detectar alergias e intolerancias a los alimentos

Adriana SandovalCada día encuentro más personas que dejan de comer alimentos sólo porque leyeron que producen inflamación o no son aptos para consumo humano. La realidad es que no podemos generalizar, claro que existen padecimientos y alergias que se relacionan con alimentos pero no todos las tenemos. Hoy les voy a dar algunas sugerencias para detectar si algún alimento te está causando un problema de salud como alergias o intolerancias.

 

1.- Haz una lista de los alimentos que crees que te hacen daño o que quieres quitar de tu alimentación por cualquier otra razón. Incluso dentro del mismo grupo de alimentos, puede haber diferencias, por ejemplo, si quieres quitar lácteos, incluye en la lista queso de vaca, cabra, crema, queso, leche entera, deslactosada, etc. Y deja un espacio entre cada alimento para escribir comentarios.

2.- Prueba un alimento de la lista cada día. Lo ideal es que hagas estas pruebas cuando comas en casa o en algún lugar donde comas frecuentemente. Debes consumir alimentos que comas habitualmente y sólo incluir uno de la lista (de preferencia antes de las 6:00pm).  Prueba con un alimento cada día, si no lo puedes hacer diario no pasa nada. Puedes probar uno o dos a la semana. Si no te quedó claro si te sentiste bien o mal con algún alimento, espera 3 o 4 días y vuelve a probarlo.

3.- No tengas miedo. Los pacientes que tienen síntomas fuertes como dolor de estómago o diarrea, muchas veces temen hacer pruebas y sentirse mal en una junta de trabajo o a la mitad del periférico. Si este es tu caso, haz las pruebas los fines de semana a la hora de la comida para que puedas descansar si te sientes mal.

4.-Responde el cuestionario en la noche y la mañana siguiente de haber probado el alimento: ¿Tuve sensación de cosquilleo en la lengua, labios o garganta?, ¿Tuve erupciones cutáneas?, ¿Sentí dolor abdominal o gases?, ¿Me dolió la cabeza?, ¿Amanecí con los pies, manos o párpados inflamados?, ¿Tengo diarrea o estreñimiento? y ¿Me sentí más cansado o más energético durante el día?

5.- Cuando hayas probado todos los alimentos de tu lista dale una segunda oportunidad a los que te cayeron mal. Cambia la preparación o la hora de consumo, si te sigues sintiendo mal, retíralos de tu dieta.

 

Cada vez que tengas dudas sobre algún alimento repite el proceso, nuestro cuerpo cambia cada día y un alimento que no tolerabas tal vez ya lo puedas consumir.

También hay pruebas de sangre para detectar alergias e intolerancias, en caso de tener dudas o problemas de salud específicos, puedes recurrir a ellas.

No retires de tu dieta ningún alimento que no estés seguro que te causa daño, recuerda que la variedad es el secreto para comer sanamente.

Adriana Sandoval