Cómo eliminar el miedo en el trabajo

¡Comparte en tus redes!

Un problema común en muchos trabajos es el miedo que se genera en la propia perspectiva del trabajador sobre situaciones como: conservar el empleo, tener reportes, quedar mal con el jefe o supervisor, acumular retardos, que algo salga mal y uno sea responsable directo o indirecto, que hablen mal de uno, etc. Todos estos temores sobre cosas que podrían pasarte se van acumulando y te generan problemas de estrés, que repercuten en tu salud, convivencia familiar, social y… sí, también laboral. Por ello es necesario saber cómo eliminar el miedo en el trabajo.

En muchos lugares hay jefes que saben ser buenos líderes y otros que piensan que infundir miedo les ayudará a que sus subordinados trabajen mejor. Sin embargo, los expertos aseguran que la motivación rinde mejores resultados en los trabajadores que los resultados que darían bajo la influencia del miedo.

Para que te vaya bien

Los especialistas aseguran que una sana competencia ayuda a mejorar tu actividad laboral, esto se consigue tratando de ser mejor persona y superándote a ti mismo. Tu desempeño aumenta cuando te esfuerzas por hacerlo mejor, no para quedar bien con nadie, sino contigo mismo, generas adrenalina y noraderenalina que son responsables del interés y las ganas de explorar.

Trata de ser feliz a pesar de cualquier situación. Es necesaria la dopamina, que te ayuda a enfocarte y evitar distracciones, a la vez que te da sensación de placer. Con la serotonina tienes sensación de confianza y seguridad, claves en medio de grandes retos o crisis. Todo esto se consigue con actividades que estén cerca de nuestro nivel de competencia y con proyectos retadores que nos enganchen.

¿Por qué debes relajarte y evitar tener miedo?

De acuerdo con el especialista David Dimas Sánchez, el miedo puede desencadenar otras emociones, como la falta de confianza, culpabilización, desesperanza, desilusión y hasta pánico. Con éstas emociones negativas el cuerpo comienza a desencadenar la segregación de cortisol, la hormona de estrés. Automáticamente nos sentimos cansados, irascibles y empezamos a perder concentración y memoria.

El pánico altera el riego sanguíneo en el cerebro y afecta los lóbulos prefrontales, pues reciben menos oxígeno y glucosa, bajando su metabolismo y empobreciendo su función. La actividad de los lóbulos prefrontales es integrar los hemisferios para mantener la atención, aprendizaje, toma de decisiones y visualización del futuro.

Así que con el miedo se deterioran el aprendizaje y la memoria. También se afecta la creatividad y la toma de decisiones, ya no se ven las cosas con perpectiva y se razona sin precisión analítica. Lo peor de todo es que sólo se recuerdan las cosas negativas.

El secreto está en la mente

Después de todo lo que ya vimos, llegamos a la conclusión de que tus pensamientos pueden salvarte la vida, tu trabajo y tu vida social. Mahatma Gandhi recomendó cuidar tus pensamientos, él aconsejó tener una mente positiva en todo momento.

Una leyenda habla del dios hindú Shiva, que hizo un trato con el espíritu de una plaga que estaba arrasando Asia para que en India sólo muriera una persona. Pero al parecer, la plaga había matado a cientos. Shiva le reprochó al espíritu, pero éste le contestó: “¡Pero Shiva! yo solo maté a una persona, el resto se murió de miedo. Algunos estaban resfriados, otros únicamente cansados, pero pensaron que tenían la plaga y murieron”.

Estatua del dios Shiva en el templo Murudeshwar en Karnataka , India

Estatua del dios Shiva en el templo Murudeshwar en Karnataka , India