¡Comparte en tus redes!

Establecer con mis hijos reglas de internet, celulares y redes sociales

Contrato en línea 

Una vez que ya tienes identificadas tus preocupaciones en línea, y ya sabes en qué andan tus hijos (o quieren andar), es muy importante que dejes muy claras, visibles y hasta pegadas a lado de la computadora (y, si es necesario, también en el refrigerador) las reglas.

Pues imagínate hay 11.5 millones de menores, de entre 6 a 19 años, que utilizan la tecnología. De estos los niños de entre 8 a 12 años dedican 6 horas diarias en sus celulares, mientras que los adolescentes mayores de 12 años pasan hasta 9 horas en internet, revisando sus redes sociales, por medio de su celular.

Las reglas deben ser claras y respetadas pues se quiere evitar que tus hijos sufran algún tipo de violencia o agresión dentro del internet y para evitar una futura adicción pues según el director del  departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría Eduardo Calixto González, la adicción al internet comienza desde los 12 a los 18 años.

Recientemente varias instituciones muy serias han compartido contratos en línea que han funcionado muy bien para manejar las reglas padres e hijos (con muchos terabytes en medio) y han disminuido muchos riesgos en línea con los chavos.

Esto ha funcionado muy bien porque los adolescentes reaccionan de una manera increíble cuando saben a qué atenerse y, en especial, cuando sienten igualdad.

Al final, en teoría, todo contrato está hecho para beneficiar a ambas partes (olvídate de los contratos leoninos con letritas chiquitas que has visto), y esto ellos lo sienten. Acuérdate de que uno de sus principales objetivos en la adolescencia es crecer, negociar y sentir que consiguen algo, por lo que un contrato es una figura adecuada (frase dominguera de mi abogado) para conseguir lo que necesitan.

Todo se reduce a una negociación:

El chavo quiere que le des un dispositivo, sentirse seguro, tiempo de internet y permiso para usarlos. Y tú quieres que no se pierda en la red, que no corra peligros, que no abusen de él y no perder la convivencia (ya, de entrada, que no se le olvide tu nombre).

Asociaciones como The Modern Parent, SafeKids.com, Irules, ConnectSafely.org y Digital Family México (a quien agradezco toda su ayuda y asesoría), coinciden con la mayoría de los puntos de seguridad y han implementado este tipo de contratos en talleres, familias, escuelas y comunidades enteras con muchísimo éxito.

Recopilando los puntos esenciales, generando otros que me parecen importantes, ocupando el trabajo que he tenido con adolescentes en los últimos quince años, adaptándolo de una manera divertida para que tus hijos lo sientan amigable y empático y, sobre todo, haciéndolo recíproco e incluyendo responsabilidades para los papás (por la forma como razonan los adolescentes); te comparto mi propia versión, la cual estoy seguro de que te ayudará a cuidar lo más preciado que tenemos en nuestra vida… nuestros hijos.

Aquí te dejo el link para que lo descargues:

Contrato_Digital_COMPLETO

Yordi Rosado

Notas relacionadas: 

7 cosas que los adolescentes deben evitar en internet. Aquí.

Qué hacer si tu hijo se la pasa en el celular. Aquí.

7 básicos que debes de saber antes de darle un celular a tu hijo. Aquí.

Yordi Rosado