¡Comparte en tus redes!

Cómo evitar que tus empleados pierdan la motivación

Cómo evitar que tus empleados pierdan la motivación

Cómo evitar que tus empleados pierdan la motivación

La motivación en el trabajo es muy parecida al enamoramiento, cuando recién eres contratado para una empresa comienzas a trabajar con entusiasmo, idealizas y proyectas tus sueños a través del lugar en donde te encuentras, pero después de un tiempo la realidad te va apagando. Las causas que originan falta de motivación en las personas son muy distintas en cada caso, puede ser por un mal liderazgo del jefe, porque hay mucha burocracia, quizá falte proyección o calidad humana en la empresa o simplemente la compañía está en quiebra y no se tienen los recursos para que puedas realizar los proyectos que propones para un bienestar en la asociación.

Hay empresas que en su programa de inducción sólo muestran los aspectos positivos, hay otras compañías que son claras y presentan a la empresa tal y como es, con sus aspectos positivos y los detalles que se deben mejorar. Esto es lo más sano para los neófitos, pues de esta forma el personal no cae en expectativas.

Algunos expertos destacan que hay empleados comprometidos, leales y muy trabajadores, pero a la vez frustrados con la empresa, pues sienten que no tienen los recursos que deberían para hacer bien su trabajo. Muchos empleados no tienen las condiciones de trabajo adecuado para desempeñarse con buena calidad.

Es por eso que una empresa comprometida con su propio crecimiento y con el crecimiento de sus empleados necesita información, tecnología, equipo y soporte financiero para que el empleado haga bien su trabajo y ofrezca una mejor calidad y un mejor desempeño. Si no ofreces esto como empresa o líder laboral, tendrás como resultado poca eficacia por parte de tus empleados.

Muchas empresas cometen el error de reducir los materiales o las necesidades (por el bien de la contabilidad), piden a sus empleados hacer más con menos recursos. Es un tipo de trabas que en lugar de economizar o ahorrar significan un daño para la misma organización. Es fácil para un empleado talentoso buscar otro lugar en donde haya mejores oportunidades.