¡Comparte en tus redes!

Cómo evito que mis hijos se peleen entre ellos

Cómo evito que mis hijos se peleen entre ellos

Cómo evito que mis hijos se peleen entre ellos

Los hermanos pelean por todo y es un caso muy normal, ¡no te sientas mal!, de acuerdo con los registros bíblicos, los primeros hermanos que existieron en este planeta tuvieron diferencias, tanto que Caín asesinó a Abel. Pero no te preocupes, no todos los hermanos del mundo se pelean a muerte. Normalmente los niños pelean por la última pieza de comida, por ver quién ganó un juguete, por quién ganó determinado juego, etc.

Los niños pelean por todo y por nada, a veces las peleas son tantas que los padres llegan a preguntarse si están haciendo algo mal, pero lo cierto es que las peleas son parte del aprendizaje de la vida.

Las riñas permiten que cada niño afirme su identidad, ¿por qué? porque el pequeño grita, se enfada y dice claramente lo que quiere, se hace escuchar y se identifica con la familia. Sin embargo, debes de intervenir y poner límites a los niños. Con las peleas y con la posterior intervención de los padres los niños descubren sus límites y los de los demás.

Consejos básicos

1.- Habla con ellos. No malgastes energía en demostrarles a los niños que tus atenciones son equitativas, mejor habla con ellos y sé claro, diles que hay suficiente amor incondicional para todos en el hogar.

2.- Pon reglas de respeto en la casa. Deja claro que, independientemente de lo que sientan, deben tolerarse y tratarse con respeto. No permitas burlas crueles y abusos. Enseñar que el respeto es esencial en la convivencia con los demás.

3.- Pon el ejemplo. Por nada del mundo los padres deben pelear enfrente de los niños, es mejor arreglar las diferencias con diálogo. Cuando se presente una discusión, vayan a un lugar apartado.

4.- No los obligues a estar juntos. Evita forzar a tus hijos a que pasen tiempo juntos, permite que cada quien cultive sus propios intereses, deja que cada quien tenga sus propios amigos en casa y escuela.

5.- Respeta la personalidad de cada quien. Nunca los hagas sentirse inferiores, no los compares nunca, no pongas a un niño como ejemplo. Los niños deben aprender que tienen derecho a enfadarse y a no estar de acuerdo, pero no tienen derecho a pelearse, a insultar o a humillar a otro.

6.- Enséñales a pedir perdón. Los niños tienen que aprender a reconocer sus errores y deben aprender a pedir perdón. Evita que los niños se vayan a la cama enojados, busca la manera de que arreglen sus diferencias y hagan las paces antes de dormir.

7.- Establece las consecuencias. Deja claro cuáles serán los castigos cuando alguien se pelee, debes castigar a los dos y no solamente a uno, pues en una pelea intervienen dos personas, no una, a menos que esté claro quién es realmente el culpable.

Algo que te puede ayudar es decirles cosas como "si algo no te gusta dímelo, si tu hermano hizo algo que no te gusta díselo, si no te quiere hacer caso dímelo a mí, pero por favor no pegues. Yo sabré qué hacer". La diversión ayuda a relajar la mente, si tus hijos pelean llévalos de paseo.