¡Comparte en tus redes!

Cómo identificar si tu perro tiene asma

perroasmaAl igual que los seres humanos, los animales pueden sufrir asma, por lo que tu perro no está exento de presentar esta enfermedad.

Por si no lo sabes, el asma es un padecimiento de las vías respiratorias que afecta a los bronquios y pulmones, por lo que es imposible respirar normalmente.

Aunque es poco probable que tu mejor amigo tenga esta enfermedad, pues sólo uno de cada millón de perros tiene asma, es importante que sepas identificar las señales de alerta.

Los canes alérgicos o con síndrome branquicefálico son los más propensos a presentar problemas respiratorios agudos y crónicos; sin embargo, para tener asma es necesaria la predisposición genética, o bien que una alergia respiratoria no se haya tratado convenientemente.

Debes saber que no se conoce la causa exacta del asma, pero se sabe que influye la presencia de agentes alergénicos como el polvo, polen, humo y ácaros. Cuando un perro está en contacto con alguno de éstos, sus bronquios se cierran, inflaman y bloquean con mucosidad, dificultando el paso de aire.

Otra posible causa de alergia es el haber tenido una enfermedad respiratoria infecciosa, como pulmonía o bronquitis.

Síntomas

Para saber si tu perro sufre asma deberás percatarte si:

  1. Respira por la boca para facilitar la entrada de aire
  2. Está fatigado
  3. Se mueve lentamente
  4. Segrega demasiada mucosidad por las mañanas
  5. Toses bruscas
  6. Jadeo
  7. Sibilancia

Es importante que sepas que los pulmones de un animal alérgico están sometidos constantemente a la sustancia que le produce reacción, por lo que pueden desarrollar asma crónica.

Tratamiento

Cuando tu perro sufre ataques esporádicos de asma, pueden aplicar broncodilatores con un inhalador similar al que se utiliza para abrir los bronquios de los bebés y facilitar el paso del aire. También puede dársele terapia de oxígeno o necesitar medicación de por vida.

Recuerda que, si no se trata a tiempo, tu mejor amigo corre el riesgo de sufrir asfixia.

Prevención

Para que tu perro no sufra asma es importante eliminar, en la medida de lo posible, el polvo y el humo del ambiente; además, debes llevar completo control de sus desparasitaciones y no permitir que tenga sobrepeso.

Asimismo, es importante que tu perro no esté en contacto con el polen, sobre todo en primavera.