¡Comparte en tus redes!

Cómo llamar a tus ángeles

Georgette RiveraComo ya lo he compartido contigo en semanas anteriores, los ángeles están ahí a tu servicio; sin embargo, tienes que establecer contacto para que vengan en tu ayuda, así que dales un poco de tu tiempo y dispón por lo menos de media hora para que lleguen a ti, no sin antes haber practicado un ritual de llamamiento, es decir, para que ellos vengan en tu auxilio y sepan que necesitas su presencia necesitas invocarlos:

 

- Enciende una vela morada y si es posble de olor a lavanda, sino la encuentras asÍ, coloca 3    gotas de lavanda en el pabilo y dale luz con cerillos de madera

- Encuentra un lugar silencioso, alejado del ruido.

- Adopta una postura comoda y relájate.

- Empieza a respirar lento y profundo.

- Mira la luz de la vela e invoca a tus ángeles con esta oración de protección:

 

Yo en nombre de mi poderosa presencia divina Yo Soy

llamo al Arcángel Miguel.

Bien amado Arcángel Miguel,

invoco que su espada de luz divina

¡esté en mí, alrededor de mí y en mi vida!

 

¡Arcángel Miguel a mi frente,

Arcángel Miguel atrás de mí,

Arcángel Miguel  a mi derecha,

Arcángel Miguel a mi izquierda,

Arcángel Miguel encima de mí.

Arcángel Miguel debajo de mi ahora!

El Arcángel Miguel dondequiera que vaya,

dondequiera que esté, en todas las dimensiones donde me expreso ahora.

 

Yo Soy tu poder, Yo Soy tu amor, Yo Soy tu fe.

Yo Soy tu amor que me protege aquí

anclando en mi solamente el poder de la luz del amor ahora.

(repetir 3 veces las dos ultimas frases).

 

Una vez que hagas esta oración, pide que la comunicación entre los arcángeles, los ángeles y tú sea continua y abra un puente que puedas cruzar con toda certeza de encontrarlos en tu camino, y recibir dirección para que en cualquier menester que ocurra en tu vida ellos te puedan proveer de amplia cobertura y seguridad.

Si haces esta práctica continua y constante, te aseguro que vas a poder lograr sintonizarte con una frecuencia diferente y más alta, lo que hará que tengas seguridad y equilibrio mientras logras poco a poco que la paz llegue a ti.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera