¡Comparte en tus redes!

Cómo lograr estar bien con mi pareja

Amilcar_VALDES

Amilcar Valdés

La gran mayoría de las parejas que llegan conmigo a consulta, vienen con un discurso basado en dos preguntas: ¿Qué le he dado yo? ¿Qué necesito yo de él /ella? Vienen con frases como: “Lo único que le pido…” o “Si yo hago tantas cosas, sólo pido un poco de reciprocidad”.

Estas son frases que nos han enseñado, se supone que vienen de un lugar de amor propio y dignidad. En mi experiencia, es todo lo contrario; para mí, cuando escucho estas frases: 1) ¿Qué le he dado yo? No me encanta, porque por un lado centra toda la atención en lo que yo estoy dando, como si se me fuera acabar y por el otro, mi atención no está en buscar qué “sí” recibo. 2) ¿Qué necesito yo de él/ella? Una vez más, se sigue tratando sólo de verme a mí y además, sigo sin hacerme responsable de recibir eso que quiero.

Otra de nuestras estrategias favoritas, es pensar que lo que yo quiero o necesito es lo lógico. Por ejemplo, para una paciente es muy importante festejar su cumpleaños y recibir regalos. Cuando pasó el primer cumpleaños con su pareja, tuvieron un pleito porque él no la festejó y ella le reclamaba algo así como: “es lógico que quiera festejar”. Después de esa consulta, se dio cuenta que –auténticamente- para él no era tan importante celebrar su cumpleaños, por lo tanto “lo lógico” para él, era reaccionar como reaccionó.

Hoy quiero sugerirles dos nuevas preguntas, que en mi experiencia, son mucho más útiles:

1) ¿Qué ha hecho mi pareja por mí?

Y 2) ¿Qué necesita mi pareja de mí?

La primera pregunta, me pone en un lugar muy distinto. Me hace poner atención en los esfuerzos que hace mi pareja para estar bien conmigo y ese cambio de atención, me hace sentirme valioso y cuidado.

La segunda pregunta, me hace entrar en una actitud proactiva y no de reclamo. Además, me ayuda a darme cuenta que soy útil para mi pareja y sentirnos útiles, es algo que todos necesitamos.

No digo que te olvides de tí y dejes de ver tus necesidades, sólo necesitas cambiar un poco la atención y aprender a ver un panorama más completo. También, te recomiendo que revises mi columna del 21 de diciembre ¿Cómo pedir lo que quiero?, donde doy algunos tips para poder hacerte cargo de que tus necesidades sean cubiertas y no esperar a que el otro adivine o se haga responsable de tus necesidades.

Consejos para tener pareja pueden leer muchísimos, pero de poco sirven si se quedan en la teoría, de poco nos sirve “saber qué hacer” si no vamos y lo hacemos. Esta semana, quiero dejarles de tarea que anoten estas dos preguntas y las respondan. Como en todo, se vale pedir apoyo; seguro que tu pareja hace muchas cosas por ti que tú ya das por sentado o no notas, se vale pedirle que te ayude a ver todo lo que sí hace por ti. También, puede recordarte qué necesita y ponerte ejemplos claros de qué de las cosas que haces, cubren esa necesidad.

Si quieres saber cómo decirle a tu pareja, amigo -o incluso colaboradores del trabajo- las cosas que tienen que mejorar y que ellos lo tomen de la mejor manera, no te pierdas mi siguiente columna donde platicaremos de eso.

Amilcar Valdes Farrugia