¡Comparte en tus redes!

Adriana Sandoval

Cómo lograr un 2016 saludable

 

Por fin acabaron los festejos, las doce uvas, el brindis de fin de año y los excesos. En teoría nos falta la rosca de reyes y los tamales del dos de febrero, pero ya son "males menores". Seguramente en tus propósitos de año nuevo incluiste algunos que tienen que ver con alimentación, perder peso, hacer ejercicio, hacerte vegetariano, dejar el glúten, tomar más agua o alguna cosa similar.

Hoy te voy a dar algunas sugerencias para que puedas lograr tus propósitos de salud este 2016:

1.- Se realista. A veces exageramos en nuestro propósito pensando que así nos sentiremos más presionados para lograrlo, por ejemplo, voy a perder 20Kg de peso en 3 meses o voy a ir al gimnasio 7 días por semana. Esto es poco probable y si no lo logras, te sentirás decepcionado.

Si tu propósito es perder peso, mejor proponte desayunar diario y preparar tu propia comida en casa. Si no estás haciendo ejercicio, inicia con 30 minutos tres veces por semana, si ves que te gusta y tienes tiempo, puedes aumentar la frecuencia o la duración.

2.- Conoce y acepta tu situación actual. Pésate, mide tu cintura, cadera, muslos, brazos. Tómate una foto, haz estudios de laboratorio, etc. Si no sabes donde estás, será muy poco probable que ubiques hacia donde debes dirigirte.

3.- Agenda citas con tu salud. Bloquea los horarios de ejercicio, compra y preparación de alimentos, tiempos de comida y descanso, fechas de análisis y visitas médicas. Si no tienes esos tiempos bloqueados, es probable que aceptes desayunos, juntas, etc. y después te sentirás mal por no haber ido al gimnasio o no haber comido a tiempo.

4.- Asigna prioridades. Si tienes algún problema de salud como diabetes, colesterol o triglicéridos elevados, hipertensión, etc. puedes orientar tu objetivo a bajar un 10 o 20% estos niveles. Tal vez te mueva más usar una talla menos pero bajar tus niveles de presión o colesterol seguramente llegarán con algunos kilitos menos.

5.- Asigna un presupuesto a tu salud. Comprar comida y hacer ejercicio cuesta, seguramente menos que estar enfermo, pero hay que saber cuanto podemos gastar en este rubro. Ten cuidado con los gimnasios que te ofrecen descuentos por pago anual o costos muy bajos, es probable que ya estando inscrito y tengas que pagar entrenadores extras, clases, equipos de monitoreo, etc. También visita el gimnasio antes de inscribirte justo a la hora en la que vas a asistir, hay lugares en los que a las 6 o 7am tienes que esperar hasta 20minutos para usar algún aparato o las regaderas. Pregunta si el estacionamiento está incluido o cuánto te gastarás en transporte público.

También tienes la posibilidad de usar parques públicos y bajar algún programa de internet. Otra buena opción son los centros de cultura y deportivos delegacionales o estatales, siempre hay clases a precios razonables.

En cuestión de comida, trata de hacer la compra una vez a la semana y cocina los alimentos que estén frescos, después los puedes congelar y usarlos paulatinamente. Haz un menú para toda la semana y después una lista de compras, así no habrá desperdicios. No tiene que ser nada complicado, por ejemplo, sopa de pasta con verduras precocidas y cuadritos de queso para llevar a la oficina y una manzana de postre.

6.- Evalúa los resultados. Como cualquier proyecto, hay que asignar tiempos de evaluación parcial, por ejemplo, cada 2 o 4 meses podemos poner un recordatorio en nuestro calendario para ver si estamos haciendo las cosas bien. En caso de que no estemos logrando nuestros propósitos, los podemos reorganizar o ver que nos está impidiendo seguirlos.

 

Una sugerencia: Antes de sumar los kilos de más, suma las experiencias, los logros y todo eso que aprendiste en el 2015, después agradece a ese cuerpo que te permitió lograr todo eso y ahora si, manos a la obra, a cuidar nuestro cuerpo que es nuestro vehículo, no importa si es reciente o un clásico de colección! Les deseo un gran 2016!!! y si necesitan ayuda, escríbanme en alguna de mis redes.

 

 

Adriana Sandoval