¡Comparte en tus redes!

Cómo proteger a tus hijos contra la pederastia

19-Feb-2016Abuso

¿Cómo proteger a tus hijos contra la pederastia? Comencemos con la definición. La pederastia se refiere al abuso sexual que se comete con niños, la pedofilia se refiere a la atracción erótica o sexual que un adulto siente por los niños, sin la necesidad de abusar de ellos. Pederastia y pedofilia es la inclinación erótica hacia los niños, pero pedofilia no recoge el abuso de menores.

En cuanto a la definición de abuso sexual infantil, son los contactos e interacciones entre un niño y un adulto cuando el adulto, que es el agresor, utiliza al menor como estímulo sexual para él, para el niño o para otra persona.

Los menores de 18 años también pueden cometer  abuso sexual, cuando es mayor que el niño (la víctima) o cuando el agresor tiene poder o control sobre el otro.

¿Cómo prevenir que mi hijo sea abusado?

Hay muchas cosas que puedes hacer para proteger a tu hijos, las medidas pueden dividirse en dos, las cosas que tú puedes hacer como padre y los consejos que puedes darle a tus hijos. Primero hablemos de las medidas que puedes tomar tú para prevenirlo.

1.- Información. Debes conocer los riesgos y estar alerta. Una tercera parte de las víctimas tienen entre los miembros de su familia a sus agresores. El riesgo principal proviene de las personas más cercanas. Los abusadores establecen una relación de confianza con los padres de las víctimas, cualquier familiar o amigo cercano podría ser un abusador, no dejes a tus hijos solos con un adulto.

2.- Elimina peligros. Los abusos pasan cuando un adulto está a solas con un niño, evita que un adulto se quede a solas con tu hijo, trata de que tus hijos siempre estén observados por diferentes adultos. Los abusadores entren por Internet y las redes sociales, supervisa las redes de tu hijo, pon controles parentales y de preferencia permíteles usar las redes sociales hasta los trece años, no permitas computadora en su habitación y habla con ellos sobre los depredadores sexuales que hay en las redes sociales.

3.- Habla con tus hijos. La ignorancia del tema facilita que los abusadores amenacen a las víctimas, haciéndoles creer que es culpa de ellas, amenazándoles con hacer daño a otras personas de la familia. Habla con tus hijos sobre el abuso, usa palabras de acuerdo a su edad, para así eliminar la barrera del silencio.

4.- Mantente alerta. Valora con detenimiento el comportamiento de tu hijo, cuídalo y evita que esté sólo. Examina que no tenga señales físicas como irritación, inflamación o sarpullido en genitales o infecciones en vías urinarias, el dolor abdominal y de cabeza podría ser fruto d ela ansiedad.

5.- Valora su comportamiento. Una víctima tiene problemas emocionales y de comportamiento, como la depresión, retraimiento, rebeldía, episodios de rabia inexplicables y auto exigencia.

6.- Escucha a tu hijo. Presta atención a todo lo que te diga, no muestres incredulidad si te habla de algo serio, ni mucho menos enfado, sé atento a todo lo que te diga. Si te enfadas el niño podría cambiar la versión o terminar con el tema.

7.- Actúa. Si tienes sospechas de que algo no anda bien con tus hijos, puede ser la oportunidad de que salves a otros niños, pues los abusadores pueden tener más víctimas. Denuncia los hechos y contacta a servicios sociales o de protección al menor.

8.- Participa. Hayas sido víctima o no, o aún si tus hijos no son víctimas, lo mejor es apoyar a organizaciones y luchar contra el abuso.

Continúa leyendo AQUÍ

1 2