¡Comparte en tus redes!

Cómo saber cuándo debes cambiar tu boiler

Cómo saber cuándo debes cambiar tu boiler

Cómo saber cuándo debes cambiar tu boiler

Debes prestar atención al funcionamiento del calentador, pues es silencioso, pero este aparato puede ser muy peligroso. Comienza inspeccionando cada elemento y buscar señales que te dirán si tu boiler está descompuesto, si no prestas atención te quedarás sin agua caliente, o bien te arriesgas a que el calentador explote.

Recuerda cuándo fue comprado, la vida promedio de los boilers es de 8 a 15 años, dependiendo del modelo. Pasando este tiempo es muy probable que necesites cambiarlo por otro. Revisa si hay signos de corrosión en el cuerpo del calentador o si cualquier otra parte del metal está oxidado. Si lo está es que debes cambiarlo. Otros signos de corrosión es el agua oxidada debajo del calentador o agua de color oxido saliendo de las regaderas o del lavabo.

Otras señales de que tu calentador no funciona bien es que cada vez hay menos agua caliente sin ajustar la temperatura, si pasa eso es que algo no está funcionando bien. Otro signo de que algo anda mal es la humedad alrededor del aparato, es posible que exista alguna fuga lenta que podría empeorar con el tiempo si no se reemplaza, si hay un área inundada es muy difícil que el dispositivo pueda repararse. Debes examinar los componentes del quemador, estos podrían taparse y oxidarse, para verificar esta parte necesitas remover la compuerta del calentador.

Es importante que verifiques los conectores de cobre, busca posibles indicios de goteras dañinas para las  conexiones, por ahí se empieza a formar el sarro. La válvula de alivio es muy importante, pues sirve para impedir que el calentador de agua explote a causa de las altas presiones, lo hace permitiendo fluir hacia afuera el agua o vapor caliente que se acumule en el interior del tanque. Revisa esta válvula cada año. ¿Cómo la revisas? Tira del mango, para que el agua fluya, cuando deje de tirar el mango entonces el fluido parará. Si ves que la válvula no deja gotear el agua debes reparar o reemplazar. Algunos aconsejan conectar la válvula a la línea de drenado con una unión flexible.