¡Comparte en tus redes!

¿Cómo saber si te rompiste el dedo chiquito del pie?

Romperse algún dedo del pie es algo que pasa con frecuencia y es más común de lo que parece, te puede pasar en un día cotidiano cuando tropieces con algo, un golpe fuerte, un pisotón o dejes caer algo pesado sobre el. La mayoría de estas fracturas se pueden curar por si solas sin ningún tratamiento, pero con mucho dolor por supuesto, en un tiempo estimado de 4 a 6 semanas.

fractura

Pero ¿Cómo saber cuándo el dedo chiquito de tu pie esta fracturado? Nuestros dedos están compuestos de 2 a 3 huesos pequeños y frágiles. Así que, si sufriste un duro golpe en tu dedo chiquito del pie, podría estar fracturado y tú no saberlo. Si detectas alguno de estos síntomas atiende tu pie adecuadamente.

El tamaño de tu dedo: Si el tamaño de tu dedo no es el común quiere decir que esta hinchado, si solo fuera un simple golpe el dedo no se agrandaría. Compáralo con un dedo sano para salir de dudas. Y si esta hinchado es sintoma de fractura

La forma: si parce que tu dedo luce deforme o salido de la articulación, podrías tener una fractura importante.

Cambio de color: a diferencia de los dedos lastimados, cuando tu dedo pequeño se torna de colores amarillo, rojo, azul o negro y detectas sangrado, es señal de dedo fracturado.

Movimiento con dolor: al percatarse de que por ninguna circunstancia puedes doblar, mover o apoyar el dedo. Este síntoma sin dual alguna se trata de una fractura.

dedo

Es conocida como la fractura del sonámbulo porque en su mayoría de las veces estas fracturas se dan cuando nos despertamos a oscuras y nos pegamos con la pata de algún mueble o en la esquina de una pared. Para tratar estos golpes de manera rápida y efectiva basta con inmovilizar el dedo con cinta y tomar antiinflamatorios y analgésicos, para después acudir al médico.

Si no se trata debidamente una fractura de dedo, con un diagnóstico médico, puede traer como consecuencias la deformación de este. En el tratamiento para la recuperación de la fractura se recomienda descanso, poner hielo por 15 o 20 minutos cada hora y trata de tener tu pie lo más elevado posible esto ayudará a reducir la inflamación ya acelerar la recuperación.

Teniendo esto, puedes volver a la normalidad cuando el periodo de máximo dolor haya pasado con los cuidados y el calzado correcto. Así que para la próxima vez que tengas que levantarte trata de prender la luz primero y no correr en la habitación descalzo.

Notas relacionadas.

Cómo manejar una fractura de nariz en los deportes. Aquí.

¿Eres fiel? Tus dedos te delatan. Aquí.

La importancia que debes darle a tus pies. Aquí.