¡Comparte en tus redes!

Cómo saber si tu hijo tiene tendencias suicidas

suicidioA nadie le gusta hablar de ello, pero el suicidio es un problema recurrente, sobre todo entre los niños y adolescentes. Cada vez es más frecuente escuchar que algún pequeño o joven se quitó la vida.

De hecho, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que el suicidio es la tercera causa de muerte en los adolescentes, y la séptima en niños de entre 6 y 14 años de edad.

Es más, en sólo 30 años, el suicidio adolescente creció 222%, siendo los hombres los más propensos a quitarse la vida, pues 79.4% de los casos registrados corresponden a varones, mientras que las mujeres sólo reportan 20.6% de incidencia.

Más allá de los números y las estadísticas, debes saber que las tendencias suicidas no se manifiestan de un día a otro. Una persona no puede estar bien en la mañana y por la tarde decidir que su vida no tiene sentido.

Afortunadamente, los especialistas han detectado en los adolescentes una serie de rasgos de personalidad asociados con las tendencias suicidas. Conocerlos, te permitirá intervenir a tiempo y evitar que tu hijo opte por la salida fácil:

Las conductas a las que debes prestar atención son:

  • Estado de ánimo inestable
  • Agresividad
  • Aislamiento social
  • Impulsividad excesiva
  • Rigidez de pensamiento y terquedad
  • Incapacidad para resolver problemas
  • Fantasías sobre la muerte
  • Distorsión de la realidad
  • Baja autoestima
  • Ansiedad
  • Sentirse rechazado por los demás
  • Desesperanza
  • Irritabilidad
  • Perfeccionismo
  • Poco comunicativos
  • Volubles
  • Depresión
  • Pérdida de interés en las actividades cotidianas
  • Fatiga
  • Falta de concentración

Toma en cuenta que, aunque estos rasgos pueden estar asociados con las tendencias suicidas, no son garantía de que la persona atentará contra su vida.

Para poder ayudar a tu hijo es necesario que tengan una buena comunicación y que te mantengas atenta a todo cuanto ocurre en casa y en la escuela. En caso de detectar en él tendencias suicidas o que haya intentado quitarse la vida, es importarte que busquen ayuda psicológica. La solución nunca será ignorar el problema.