¡Comparte en tus redes!

¿Cómo ser un mexicano chingón?

Muchos autores, pensadores, sociólogos han debatido a cerca de este tema ¿Cómo ser un mexicano chingón? Es una pregunta que resuena constantemente en la mente de todos los mexicanos desde tiempos muy remotos.

mexicano-chingón

Octavio Paz, en su obra “El laberinto de la soledad”, es el ejemplo más tangible de que somos un pueblo en eterna búsqueda de identidad y tratamos de disfrazar esa búsqueda con imágenes, símbolos, tradiciones, religión y máscaras.

Ser mexicano es más que comer tacos, tomar cerveza, mezcal, ir a Garibaldi y cantarte todos los éxitos de “Juanga” con un tequila en la mano.

Trae consigo compromiso, responsabilidades y obligaciones. Tú, nuestro estimado lector desempeñas un rol en la sociedad como ciudadano, padre/madre de familia, pareja amigo, que si haces un movimiento en falso repercute en todo el tablero.

Es por esto que en está ocasión te damos siete principios para convertirte en un mexicano chingón en toda la extensión de la palabra. El cambio no inicia en el de alado, en la vecina o en tu suegra, debe de iniciar en ti para que trascienda.

Conviértete en un mexicano chingón

1.- No te tires

Seguramente has escuchado este termino: “te tiras para que alguien más te recoja”, en la jerga mexicana es súper común ¿pero qué significa? Siempre existe esa personita que se hace la víctima para tooodoo.

En lugar de dejarte caer y ver todo de color gris, busca soluciones. Si la lana no te alcanza o no te sientes a gusto en donde trabajas haz algo al respecto: vende zapatos por catálogo o cámbiate de trabajo, no eres árbol para estar en donde no te gusta ¡muévete!

2.-  Ayuda a tu prójimo

Cuando la tempestad parece arrasar con nosotros, siempre aparecerá la mano de ese hermano que no tenías el gusto de conocer, esa madre que te alimenta como si fueras uno más de sus hijos, esos héroes que no necesitan capa para salvar vidas, luchar, hasta el último momento de vida, hasta agotar la última posibilidad de vida el último suspiro.

Esto sucedió el pasado 19 de septiembre del 2017, sí, justo la misma fecha de hace 32 años, en dónde México se puso en pausa para tomar aire, tomar fuerzas y levantarse más fuerte que nunca. En esta ocasión va a suceder de la misma manera, inclusive triplicando la fuerza, venciendo tempestades, tomados de la mano y con la cabeza en alto.

A cada uno de los mexicanos que apoya, apoyó y apoyará a cada una de las personas que necesitan de nosotros ¡gracias!.

Tus acciones hacen la diferencia, este acontecimiento marcará un antes y un después en nuestra sociedad. Por que como dice el himno nacional: “Un soldado en cada hijo te dio”, tomemos una bocanada de aire fresco, y vayamos para adelante por que como en el pasado, el futuro nos tiene muchos regalos que disfrutaremos como patria ¡juntos!

3.- Ten principios

Sí, estamos de acuerdo que el país día con día va de mal en peor, no eres Superman o la Mujer Maravilla para atrapar a todos los delincuentes/ extorsionadores que invaden nuestro país, eso es un hecho.

“Lo que te choca te checa”, deja de dar mordidas a los polis, estaciónate en los lugares permitidos para ti. No seas mala onda evade las dobles filas, triples filas y evita estacionarte  en los lugares reservados para discapacitados. Alguien tiene que tener la iniciativa, y poner el ejemplo ¿por qué no empiezas tú?

 4.- Sé amable

Nadie quiere a una persona que trae todo el día una cara de fuchi y que parece que esta peleado con el mundo. Nada ganas con andar de malas por la vida, jetón y aparte amargándole la existencia a los demás.

Ok, ¿tienes problemas en casa?, a todos nos pasa, aprende a separar las cuestiones personales de las laborales, regálale una sonrisa al mundo y el te devolverá cinco de regreso.

Un buen día, buenas tardes no te va a ser más rico ni más pobre.

5.- Reconoce

Así como nos quejamos cuando alguien esta del nabo, o cuando Mary la de las copias llegó tarde y no hizo lo que le tocaba, de igual manera debes de reconocer cuando alguien hizo bien su chamba o se lució en una presentación.

Reconoce el trabajo de la señora de la limpieza, el poli que cumple con su función correctamente o el camionero que te llevó a tu destino sano y salvo.

El simple hecho de hacer un cumplido honesto, de corazón será bien recibido y valorado por los demás.

“Se la persona que te gustaría conocer”

6.-  Se limpio

Este punto es súper amplio pero importante en cada uno de los ámbitos en los cuales te desenvuelves. En tu casa, procura barrer la calle, juntar tu basura y llevar la fiesta en paz con los vecinos.

En la chamba, siempre ten tu lugar limpio, ordenado ni se te ocurra comerte la torta alemana que tanto te encanta frente a la compu mientras haces tus tablas en Excel. Vas a dejar tu teclado todo grasoso y a tus compañeritos mareados con el olor.

En la calle no tirar basura, sé una persona civilizada, prudente ¡luego porque se quejan de las inundaciones! Y si sacas a tu perrito a pasear, levanta sus “regalitos”, plise.

7.- Sé puntual

El tiempo de las demás personas es algo súper valioso, porque nunca lo van a poder recuperar. Si tienes una junta a las 10, llega 9:50, son diez minutos que hacen la diferencia. Es mejor llevarte un libro, leer y esperar que llegar corriendo todo sudoroso y con la cola entre las patas por tus 20 minutos de retardo ¡ponte abusado!

El mexicano promedio está catalogado según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de México (UNAM) como una persona trabajadora, orgullosa, preocupada por la inseguridad  y la corrupción, felices, religiosos, aseguran que existe el infierno y que lo más importante en un matrimonio es la fidelidad.

Sabemos que la UNAM no se equivoca, los mexicanos somos chingones, es solo que en ocasiones no nos cae el veinte. No valoramos todo lo que tenemos y nos dejamos cegar por todo lo “malo” que nos pasa día con día.

Debes de agradecer que tienes un trabajo, un techo, una familia que te quiere pero sobre todo tienes una identidad dentro de un país con una cultura espectacular, tradiciones inigualables, paisajes impactantes, gastronomía exquisita, personas, cálidas, solidarias y hospitalarias, que no tiene comparativa alguna.  

Sin duda, ser mexicano es ¡bien chingón! ¿a poco no?

Notas relacionadas

Los 15 mexicanos más chiclosos y guapos del barrio. Aquí

Productos que creías que son mexicanos, pero ¡no lo son!. Aquí

Mexicanos, nuestros productos están "chingones". Aquí