¡Comparte en tus redes!

Cómo tener temas de conversación en una cita

leonel_castellanosClásico. Estás a media cita, a media cena, o vas en el coche con tu date y de pronto sucede. El horrorífico, estresante y nunca bienvenido silencio incómodo. -¿Ahora que le digo? ¿De qué le platico? llevamos 30 segundos de silencio, se esta aburriendo, ¡di algo por el amor de Dios!- Y nada, no te sale nada de la boca, nada, vaya ni aire.

 

Hoy mis queridos churumbeles, les voy a enseñar cómo hacer para que eso no suceda, ¡Yipi!

 

  1. Pregunta cosas. A todos nos gusta hablar de nosotros, de nuestros logros, nuestros sueños, nuestros momentos presumibles, vaya hasta nuestras cosas materiales (obvio, no recomiendo presumir nada) pero definitivamente una muy buena estrategia es hacer que la otra persona hable y ahorrarte la preocupación por un rato.
  2. Ten una lista. No es la del súper y no la vas a llevar a la cita. En tu casa, con calma, antes de la siguiente cita haz una lista de tus mejores anécdotas. La más graciosa, la más loca, el mayor oso, la vez que te rompiste la pata, la vez que casi te atropellan, etc. Estúdiala y memorízala, para que siempre tengas a la mano buenas historias.
  3. Aprende a contar historias. Mira monólogos, cuentacuentos y standuperos, aprende cómo hacer que tu plática se vuelva impactante no solo por el contenido si no por lo [email protected] que eres para contarla.
  4. Apréndete las misiones principales. ¿Las qué? Las misiones hija, hijo. Recuerda que en una cita tú estás en una misión de conquista y esta se divide en lo siguiente. Si eres mujer: a) Poner imágenes en su mente (haz que te le antojes como mujer, haz que te imagine en el gym, o vestida de coctel, o algo así, recuerda que nosotros somos retevisuales. Si eres hombre tu misión principal es: a) entretenerla. Que seas ágil para contestar, gracioso, interesante, rápido, hábil y tengas buena plática. Para ambos sexos las otras dos misiones son: b)venderle tu producto: que se entere de tus bondades como posible pareja. Y c) hacer empatía: encontrar que tienen en común y hablar de eso lo más posible, sobretodo si es algo que a tu cita le apasiona.
  5. Logra que tu cita cambie de estado de ánimo. Queremos conversaciones emocionantes, lúdicas, románticas o tantito sexosas, que de verdad puedas ver que tu cita se la esta pasando bien y recordará la interacción.
  6. Las válvulas de emergencia: ¿eh? Sí, si te llegas a quedar sin temas de conversación apréndete de memoria lo siguiente: PeLiMuCoVia. (No no es una medicina) Es una palabra mágica para recordar PElículas, LIbros, MUsica, COmida y VIAjes. Si de pronto te quedas sin nada que decir, puedes usar una de estas como válvula de emergencia: Ejemplo: “Test! Si te dejan en una isla desierta y solo puedes llevarte 5 películas, ¿Qué películas te llevas?

 

Listo mis sobrinos del amor, domina este arte, conviértete en un gran conversador y asegura el éxito en tu siguiente misión de conquista tan sólo… hablando, porque Hablando se entiende la gente ¿no?

Leonel Castellanos