¡Comparte en tus redes!

Con estos tips dejarás de llorar al cortar cebolla

Aunque es un ingrediente fundamental en la cocina mexicana, nos aterra la idea de usar cebolla en algún platillo. No porque nos desagrade su sabor, sino porque odiamos llorar cuando la cortamos.

El escozor y lagrimeo que experimentamos en presencia de este vegetal se debe a que, al cortar las capas de la cebolla, se libera una sustancia conocida como sulfóxido de tiopropanal, que, al entrar en contacto con el aire, se descompone en ácidos sulfénicos, que fácilmente capta la nariz y desencadena todas esas molestias que ya conoces.cebolla

Aunque todo esto suene muy técnico e inevitable, existen algunos trucos que neutralizan el efecto de estas sustancias, y te permiten cortar una cebolla sin llorar:

  1. Limón. Antes de cortar la cebolla, frota la tabla de picar con un trozo de limón. El ácido de este fruto neutralizará el aroma y evitará que se impregne en tus utensilios de cocina.
  2. Ventilador. Tal vez te suene un poco raro, pero para evitar que los vapores de la cebolla lleguen a tu nariz, debes colocar un ventilador al lado del lugar en el que estés cocinando.
  3. Refrigerador. Ésta es una de las técnicas favoritas de los chefs. Para no llorar al cortar una cebolla, sólo tienes que refrigerla, por lo menos 30 minutos antes de que la vayas a usar. Las bajas temperaturas retrasarán las reacciones químicas.
  4. Agua. Para disipar los vapores que libera la cebolla, no hay nada mejor que el agua. Por lo que sólo tienes que llenar un recipiente con agua y cortar la cebolla dentro de él.
  5. Trozos. También resulta útil cortar la cebolla en trozos grandes. Sumergirlos dos minutos en agua hirviendo, para después picar finamente el vegetal.
  6. Raíz. Esta parte de la cebolla es la que tiene una mayor concentración de sulfóxido de tiopropanal, así que te sugerimos que elimines esta parte y cortes la cebolla con la cáscara hacia arriba. Así reducirás las probabilidades de que los vapores lleguen a tu nariz.
  7. Si nada funciona. Algunas personas son muy sensibles a los vapores de la cebolla, por lo que nada evita que lloren al cortarla. En estos casos, no hay nada mejor que usar un visor de buceo. Al ser impermeable y quedar ajustado, evita el paso de los vapores, así que no habrá lagrimeos.

¿Conoces otra técnica para no llorar al cortar cebolla?