¡Comparte en tus redes!

Cómo confesarle a tu pareja un fetichismo tuyo

Los fetiches a estas instancias de la vida y para el año en el que estamos siguen siendo un tabú para la mayoría, pero también sabemos que son muy practicados, irónico ¿no? Y no lo neguemos, todos tenemos algún fetiche que nos da pena confesar pero que como nos complace realizar. El problema aquí es cómo confesarle a tu pareja un fetichismo tuyo, sin que huya o llame a la policía o a un exorcista.

confesarle a tu pareja un fetichismo tuyo

Lo importante es que estés seguro de que es un fetiche y no solo una fantasía sexual, lo puedes identificar cuando necesitas de ese fetiche para lograr el orgasmo por ejemplo que use zapatos de tacón para excitarte, que te jale del cabello, o querer tener sexo con otra parte de su cuerpo, con los pies, por ejemplo.

Ahora bien, cómo confesarle a tu pareja un fetiche tuyo, estos puntos te pueden ayudar a hacerlo, pon atención.

  • Sé directo.

Pero con tacto, se muy claro y detallado para que no le queden dudas, háblale de que es, como se siente y el placer que te genera, puedes usar libros o alguna película que hable de fetiches o de tu fetiche en concreto.

  • No es malo.

Hazle saber que no es algo malo, sino una variante en tu sexualidad, en la cual los dos pueden salir beneficiados. Que entienda que no eres un depravado.

 

 

  • En el acto ¡Pum!.

Si bien quieres ser más claro y que ella lo entienda a la primera, en el momento en que estén teniendo sexo, realiza tu fetiche y confiésalo. Amárralo a la cama y dile que te encanta someter a tu pareja sexual, puede que en ese momento no lo capte, pero al terminar, seguro querrá retomar la platica o querrá hacer su fetiche contigo.

  • No le provoques medio.

No actúes como un loco o desesperado al decirle de tu fetiche, de lo contrario ella tendrá miedo y lo vera como algo malo y entonces si llamara a la policía.

  • Háblale del disfrute.

Dile que este fetiche no solo puede satisfacerte a ti, los dos pueden agárrale cariño o realizar cada uno su fetiche. Por ejemplo, si tu fetiche es el cabello, en lo que tu disfrutas de olerlo, tocarlo o frotártelo, ella te puede pedir que lo jales para excitarla y así.

  • Probar cosas nuevas.

La comunicación es la base de todo, y más en ámbitos sexuales, plantéale a tu pareja que necesitan reinventarse en el sexo y será ahí cuando le sueltes la sopa y le confiese tu fetiche, el que te gusta usar máscaras y látigos en la cama.

Debes prepárate para cualquier tipo de reacción desde una aprobación, el típico lo voy a pensar y hasta la respuesta negativa. Para tu pareja es una nueva situación y su respuesta puede ser por miedo, sorpresa o vergüenza.

 

 

Dale un poco de tiempo para que procese la información, pensar si a ella también le excita o investigar sobre lo que hacen otras personas. Chance con el tiempo tu pareja se convenza a sí misma de que tu fetiche no es malo, feo o indecente y que es muy común en las personas y en las parejas. debes saber que el confesarle a tu pareja un fetichismo tuyo, no es tan fácil de asimilar.

Si quieres saber más de fetiches checa esto:

Notas relacionadas con confesarle a tu pareja un fetichismo tuyo:

Los fetiches sexuales más comunes en los hombres. Aquí.

Los fetiches sexuales más comunes de las mujeres mexicanas. Aquí

Prácticas peligrosas de sexo. Aquí.

IdeasQueAyudan