¡Comparte en tus redes!

Leonel Castellanos

Conoce los matripuntos del amor

¡Hola amantes del amor!

Hoy les traigo una idea que ayuda y MUCHO. Ya sea que estés casad@, arrejuntad@, ennoviad@, seas amigovi@, u lo que sea, esto te juro que te va a servir.

 

Todos hemos estado alguna vez en una relación con otro humano pensando, ¿por qué no hace esto que yo quiero? Me gustaría que fuera más así o más “asá”… ¿Cómo hago para que sea de tal forma? Ha cambiado desde que _____, etc

Estoy seguro que alguna vez les pasó, o si no, le pasó a la prima de un amigo, y ¡es normal!. Todos tenemos un mundo en nuestra cabeza, diferentes gustos, ideas, costumbres, etc y tener una pareja no debería significar renunciar a todo si no sumar y entenderse, cosa que casi siempre resulta una misión imposible (entra música) pero ¿que creen mis querid@s churumbeles? todo es posible… si sabes negociar.

 

les presento… LOS MATRIPUNTOS.

 

Y… ¿eso con que se come?

 

Fácil. Los Matripuntos son un sistema de negociación entre parejas, basado en que si tu pareja hace equis comportamiento que tu quieras gana cierto número de Matripuntos que son canjeables por algo que tu pareja quiera, y viceversa.

 

Todo empezó por que una clienta mía quería que su su recién-casado-con-ella esposo volviera a ser tan cariñoso (o más) que antes de casarse. Yo le propuse que aplicara lo siguiente:

 

Si él mandaba mensajitos lindos y románticos ganaba 1 matripunto por cada mensaje, que el propusiera y organizara salidas tipo cita romántica con ella: 20 matripuntos, tener detalles con ella como flores, cartas, dedicaciones de canciones, o hasta regalarle un peluchito sorpresa generarían 10 matripuntos, y así sucesivamente.

Estos matripuntos eran canjeables por cosas que él quisiera, como por ejemplo masajes, convivencia con sus amigos, poder zafararse de comidas con la familia de ella (a veces) y cosas por el estilo, cada quién sus cubas.

 

Juntos diseñaron sistemas de Matripuntos para ella y para él, canjeables por cosas que cada uno quisiera, y también con penalizaciones a los que llamaron los antipuntos. Si uno de los dos hacía cosas que disgustaran al otro perdían puntos que al llegar a cierta cantidad generaban castigos (eso fue idea de ella no mía) pero ¿que creen?…

 

Hoy mi clienta tiene al esposo más romántico, aplicadito, lindo, tierno, sensible, limpio, detallista y puntual posible, y el tiene todas las tonterías (dentro de lo normal posible) que se le ocurrió pedir, vaya creo que hasta pidió tiempo para jugar nintendo o ver futbol sin interrupciones, no tener que escuchar música de banda en el coche y algunas cosillas sexosas (lo comprendo perfectamente)

 

Voilá!

Otra pareja feliz.

Prueba esto con tu pareja o apréndetelo para la que sigue y ten la mejor relación posible con buenas ideas, que definitivamente ayudan.

 

 

 

Leonel Castellanos