¡Comparte en tus redes!

Conoce los trastornos del sueño de los adolescentes

adolescentesuenoDebido a los cambios físicos y hormonales que enfrentan, los adolescentes necesitan dormir un promedio de 9 horas cada noche. El problema es que pocos son los jóvenes que cumplen con este requerimiento.

Es cierto que muchos adolescentes duermen poco por las exigencias escolares o por participar en actividades sociales; sin embargo, diversos estudios científicos señalan que los jóvenes tienen problemas para conciliar el sueño temprano porque sus cerebros funcionan con horarios tardíos.

Debes saber que, durante la adolescencia, el reloj biológico (conocido como ritmo circadiano) se reajusta y da la orden de dormir y despertar más tarde. Este cambio se parece obedecer a que los jóvenes producen melatonina (hormona cerebral del sueño) más noche que los adultos y niños.

Los adolescentes que experimentan un marcado retraso del ciclo de sueño y vigilia les resulta imposible desempeñar todas sus actividades, pues se sienten agotados todo el tiempo. Esta condición se conoce como Síndrome de Fase del Sueño Retrasada o Síndrome del Noctámbulo.

Sin embargo, existen otros trastornos del sueño que puede afectan a los adolescentes:

  • Insomnio. La incapacidad para dormir es muy común entre los adolescentes. Las principales causas son el estrés, molestias, dolores físicos y hasta problemas emocionales. Toma en cuenta que, cuando el insomnio dura más de un mes y no se ha registrado ninguna mejoría, es considerado un padecimiento crónico y es necesario acudir con un psiquiatra para que determine el tratamiento adecuado.
  • Piernas inquietas. Probablemente has escuchado de este trastorno del sueño. Consiste en el movimiento periódico e involuntario de las extremidades. Usualmente, los adolescentes experimentan sacudidas o espasmos que impiden descansar a profundidad. Aunque los adolescentes no se dan cuenta de la actividad de sus piernas y/o brazos, perciben cosquilleo, hormigueo, picazón, ardor o calambres en sus extremidades. La molestia desaparece con el movimiento. En muchos casos, este padecimiento es el resultado de una deficiencia de hierro.
  • Apnea obstructiva. ¿Has notado si tu hijo ronca? De ser así, podría padecer apnea del sueño. Se trata de un trastorno que hace que la persona deje de respirar momentáneamente mientras duerme. Suele ser el resultado del agrandamiento de las amígdalas o las adenoides (tejido que une la nariz y garganta). En algunos casos, la apnea provoca que se transpire al dormir
  • Pesadillas. Aunque la mayoría de las personas tienen pesadillas, en los adolescentes suelen ser más frecuentes. Esto debido al estrés, la ansiedad y carga emocional del día que terminaestrés o la ansiedad. Otros factores que desencadenan este trastorno son: el consumo de medicamentos, drogas y alcohol.
  • Narcolepsia. Quienes padecen este trastorno suelen estar soñolientos durante el día, y tienden a quedarse dormidos de golpe, pierden el control de sus músculos y ven imágenes vívidas. Por el contrario, en la noche, se despiertan frecuentemente y les resulta imposible dormir por largos periodos.

En caso de que tu hijo presente problemas para dormir, o tienda a sentirse cansado durante el día, es importante que lo lleves al médico para que lo evalúe y determine si se trata de un trastorno del sueño. A partir de ahí, el tratamiento varía en función del problema.