¡Comparte en tus redes!

¿Eres consciente de las decisiones que tomas sobre tu alimentación?

Alexandra DrijanskiTodos los días tomamos decisiones tan sencillas como a qué hora nos vamos a despertar, que ropa nos vamos a poner, que ruta vamos a tomar para llegar a trabajar, al colegio o al gimnasio entre otras.

Dentro de estas decisiones está el qué vamos a desayunar, comer y cenar lo cual tienen un impacto fundamental en nuestro bienestar.

Muchas personas están muy ocupadas en sus quehaceres diarios y no se dan el tiempo en escoger que van a comer, y terminan comiendo lo primero que ven; por ejemplo: entran a una tiendita y toman lo que se les antoja sin pensar si los va a nutrir o no, sin hacer conciencia que este tipo de decisiones son esenciales para que una persona tenga la energía necesaria en su día y obtenga los nutrimentos esenciales para su bienestar. Además, siempre hay que tomar en cuenta las condiciones especificas de cada quien, nuestra edad, estilo de vida, condiciones de salud y actividad física.

Lo ideal es que consumamos fruta y verdura que nos aportan vitaminas, minerales y fibra, así como una proteína que es nuestro material de construcción en el organismo, grasas saludables y carbohidratos para darnos energía.

El desayuno es la comida más importante del día, nos da la energía y el aporte necesario para poder estar presentes en las primeras horas del día; para que tu cuerpo y mente estén en su estado ideal y poder aprovechar así el arranque de tu día, por otro lado la colación es esencial para que no te sientas mal a media mañana, trata de consumir frutas, verduras y un puño de almendras o nueces o pistaches. Esta combinación te aportara grasa sana, vitaminas y minerales. Evita galletas, barritas, dulces, bebidas azucaradas ya que esto en lugar de nutrirte te puede dar ansiedad en querer comer más de estos alimentos y terminarás comiendo alimentos procesados ricos en azúcares refinados y lleno de ingredientes nada naturales. No hay como la fruta de la estación o hasta unas salmas con aguacate.

Si planeas tus comidas podrás llevarlas de casa y con esta decisión lograras ahorrar dinero y tu comida estará más sana y natural, de esta manera también sabrás con cuanta grasa estuvo hecha, que conservadores lleva, podrás elegir comer mas verduras cocinadas de formas variadas, y sabrás que también tomaste una buena decisión.

Una buena alimentación requiere de tu compromiso y dedicación, y aunque al principio pensarás que estas perdiendo el tiempo a la larga tu esfuerzo habrá valido la pena ya que te sentirás con más energía, y con una mayor concentración.

Por lo general cuidamos antes de los demás que de nosotros mismos y pensamos que el tiempo que invertimos en nuestra alimentación nos va a restar tiempo en el trabajo, con los hijos o en la escuela y en realidad esta inversión es una ganancia en salud y bienestar para ti y tu familia.

Alexandra Drijanski