¡Comparte en tus redes!

Consejos para que puedas independizarte e irte a vivir sola

Consejos para que puedas independizarte e irte a vivir sola

Consejos para que puedas independizarte e irte a vivir sola

Decidirte a ir a vivir sola es pensar en volverte más independiente, adquirir más responsabilidades y manejar tu vida por ti misma, hay muchas cosas que tienes que pensar antes de hacerlo, por ejemplo, no puedes presumir que eres independiente si cuando vivas sola sigues acudiendo a tus padres para resolver algunas cosas, o bien, pedirles dinero a tus papás cuando veas que la situación se complica. Aquí algunos consejos que pueden servirte.

1.- Aprende a vivir con un presupuesto. Para poder independizarte, ya sea comprando una casa o yendo a rentar, necesitas comenzar a vivir con un presupuesto, acostumbrarte y hacerte a la idea de que tienes que vivir con más responsabilidad. Es indispensable que tengas una cantidad destinada a emergencias, esto te puede servir para reparar una tubería, algún electrodoméstico o por cuestiones de salud.

2.- Guarda tus documentos. Tu acta de nacimiento, los papeles del banco, tu cartilla de salud, del auto, de la casa, recibos de la renta, y hasta las garantías de los aparatos electrónicos que compraste.

3.- Sé organizado. Paga los trámites con tiempo, como son tenencia, verificación, agua, predial, etc.; Dedica un tiempo para realizar las labores cotidianas de la casa.

4.- No te ahorques. Si vas a pagar renta, procura que sea con menos de un 30% de tus ingresos, no vivas con menos del 70%, no te será fácil vivir con ese recorte de tu salario, además de que corres el riesgo de endeudarte.

5.- Échale un ojo a la casa. Calcula todos los gastos y ve ahorrando para el depósito, que puede ser de 1 a 3 meses de renta. Si hay desperfectos repórtalos a tiempo. Fíjate que el departamento no tenga adeudos de mantenimiento, luz, agua, teléfono. Pide comprobantes de pago o pregunta por adeudos en las dependencias, también puedes protegerte de una deuda que no sea tuya desde el contrato.

6.- Seguro de casa habitación. No es obligatorio, pero es buena idea porque estás protegido contra daños y robo de contenidos, incendio, fugas de agua, rotura de cristales, sismo, daños que tu mascota le cause a terceros o incluso si tienes hijos muy traviesos, es importante si te dan un departamento amueblado.

7.- No te endeudes. Comprar los muebles es algo que puedes hacer poco a poco, no gastes de más, ve poco a poco. No intentes comprar todo en un mes. También es conveniente que dejes a un lado el orgullo, si alguien te quiere donar una vajilla, acéptala.

Cuando casarte se convierte en una meta, más información aquí.