¡Comparte en tus redes!

Contratos, 7 cosas básicas que debes de revisar antes de firmar

Llegó la hora, después de 3 o más años en la universidad te gradúas y después de otros tres años buscando chamba la encuentras, no cabes de felicidad y antes de tu primer pago ya te gastaste todo tu mes, típico. Pero lo deberás interesante es firmar tu contrato.

firmar

En México hay aproximadamente 52 millones de personas económicamente activas, que trabajan y 2.2 millones de personas sin chamba. Obviamente las personas con trabajo normalmente firman un contrato.

Este contrato es importante, pues en él se estipula las condiciones básicas de la relación laboral con la empresa como: el salario, la jornada laboral, la duración del contrato, el tipo de contrato, datos de la empresa y más.

A veces por la emoción de firmar un contrato y sentirte parte de la empresa no logras analizar bien lo que establece y los expertos afirma que el no hacerlo puede perder oportunidades de negociación o algún otro punto en contra de tu desempeño.

Y es por eso pequeño saltamontes, que te vamos a decir que puntos debes revisar minuciosamente antes de firmar tu contrato. Para que no salgas bailando con la más fea.

1.- El tipo de contrato que firmas.

Es importante que cheques el tipo de contrato que vas a firmar pues, hay por obra o tiempo determinado, por proyecto, periodo de prueba, por temporada o por tiempo indeterminado.

 2.- Horario de trabajo.

En tu contrato debe estipular claramente las horas que vas a laborar, pues a veces los pillines hacen que el tiempo cotizado no coincida con las horas que realmente se trabajan. Pon mucha atención si se mencionan aspectos para trabajar fines de semana o días festivos.

3.- Datos de la empresa.

Es importante que los datos de la empresa para la cual vas a chambear sean claros: razón social, nombre, direccion, RFC, teléfono, etc.

4.- Verifica tus datos.

Verifica cada detalle, desde la ortografía hasta algunos dedazos revisa: tu nombre, edad, estado civil, nacionalidad, Clave Única de Registro de Población (CURP) y Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

5.- El sueldo.

Algo que es muy importante es el cash, el efectivo, el billuyo, la plata, en cual debe venir cuanto es el monto, la forma de pago y la periodicidad de este.

6.- Los servicios que darás.

Dentro de tu contrato debe de venir específicamente tu puesto y las actividades que vas a desempeñas dentro de la empresa, si no lo están pues te pondrán hacer de todo.

7.-  Cláusulas de contrato.

Muchas veces se establecen puntos que debes seguir como: pacto de confidencialidad, pacto de permanencia, o el de no trabajar o desarrollar alguna otra actividad laboral por cuenta propia, mientras la relación laboral se mantenga vigente. Cuidado ahí.

Todos los trabajadores tienen derecho a quedarse con una copia de su contrato, y en caso de que no se cumpla lo establecido dentro del documento, puedes acudir a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET), organismo de la Secretaría del Trabajo que te brinda protección y asesoría. Si no estás de acuerdo con algunas de las cláusulas que vienen en el contrato pregunta y hasta que no te quede claro no lo firmes.

Si no cuentas con un contrato escrito no es pretexto para que las empresas no cumplan las obligaciones hacia tu persona y tu desarrollo dentro de la empresa.

Ya que sabes de esto amigo mío, ponte trucha la próxima vez que estés a punto de firmar tu contrato laboral.

Notas relacionadas:

Contrataciones y perfiles laborales ¿cómo le entro? Aquí.

Las mejores bolsas de trabajo en internet. Aquí.

México, el país en el que se trabaja más. Aquí.